Dos tercios

Aunque algunos puedan tener todavía nostalgia de barra de chiringuito playero, me refiero al tiempo que llevamos de ejercicio, dando hoy paso al último cuatrimestre que aparece lleno de incertidumbres y peligros.

El misíl Norcoreano nos amargó la semana al golpear con fuerza en la línea de flotación del soporte de los 10.200 puntos del Ibex 35, que saltó en pedazos, asustando a más de uno. Menos mal que al final el amigo americano salvó los muebles en la subasta de cierre manteniendo por los pelos la referencia de control al cerrar en 10.192, que sin ponernos tiquismiquis es casi lo mismo.

Las inundaciones en el sur de Estados Unidos a efectos bursátiles se notan en las cotizaciones de las empresas aseguradoras. Y a nivel local, la precariedad laboral, unido a los bajos salarios incide en el consumo popular afectando especialmente a las grandes superficies y a las tiendas en las que se abastecen las clases medias y bajas.

Sin olvidar el tema catalán, cada vez más enquistado y con soluciones más complicadas, que imagino no hará ninguna gracia a los gestores internacionales a la hora de elegir el porcentaje de sus carteras que deben invertir en el Ibex 35.

Si a todo ello, unimos el aspecto técnico, cada vez más comprimido, al llevar casi tres semanas encerrados en el mismo rango lateral, entre aproximadamente los 10.200 y los 10.500 puntos. Obtenemos un coctel explosivo, que en el mejor de los casos invita a la prudencia.

La apertura con hueco de continuidad alcista, que sigue abierto animando el escenario, oscilando la sesión entre el mínimo de los 10.275 y el máximo de los 10.354, para acabar cerrando en los 10.299 puntos. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión, pero positivo por estar dentro de un pequeño rebote.

La recomendación tras el apoyo en la zona de los 10.200 puntos, pasa a ser la de MANTENER las posiciones ganadoras: los iqnueitos mientras no perdamos la zona de los 10.200 o si no podemos con los 10.500 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de la zona de los 10.200 puntos.

El aspecto técnico continúa siendo muy parecido al del último comentario, sin que hayan variado ni las zonas de soporte (10.180 – 10.200), ni las de resistencia (10.460 – 10.520).

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 24 al 31 de agosto), finaliza con un retroceso de 58 puntos, que suponen una pérdida del 0,56 %, dejando al IBEX 35 con una subida acumulada de 947, equivalentes a una plusvalía anual del 10,13 %.

Agosto finaliza con una caída del 1,93 %

Telefónica. El apoyo en la zona de los 8,90 fue una buena señal de entrada. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 8,90 para los medioplacistas o no pierda los nueve euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Sigue sin definir pese a que se ha acercado mucho a la zona de soporte. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 5,30 o recuperación de los cercanos 5,50 euros.

BBVA. Pese a seguir jugueteando peligrosamente con su zona de soporte, ha vuelto a respetarla en el cierre semanal. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 7,40 euros.

Iberdrola. No puede arrancar en la recta de los siete y vuelve a bajar en busca de apoyo. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,80 euros.

Repsol. Casi perdió los catorce, pero al final, como tantos otros, ha vuelto a meterse en la partida. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 14,100 para los medioplacistas o no pierda los 14,30 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.