Castillos en la arena

Seguimos a merced de las olas y de las mareas, sin definir el rumbo y viendo como la rápida recogida de beneficios se lleva por delante las recuperaciones de las jornadas anteriores. Sin dar un minuto de respiro, ni tiempo para consolidar los avances, con la única disculpa de que el volumen contratado suele ser tan escaso, que da poca credibilidad a los movimientos del mercado.

El atentado de Barcelona, todavía sin confirmación oficial en el momento de escribir estas líneas, cobra rabiosa actualidad y no deja de sorprenderme, como avanzando el Siglo XXI todavía existan individuos de nuestra especie, capaces de disponer de la vida de los otros por oscuros intereses políticos difíciles de entender. Convirtiendo el azar de estar allí, en una especie de primitiva siniestra, que convierte las imágenes que circulan por las redes sociales en la crónica de una pesadilla macabra.

Vaya desde aquí un abrazo solidario para los familiares y amigos de los fallecidos, deseando una rápida recuperación para todos los heridos.

La apertura con hueco de agotamiento de subida, que sigue abierto, oscilando la sesión entre el mínimo de los 10.428 y el máximo de los 10.537, para acabar cerrando en los 10.443 puntos. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión, alejados de las referencias más cercanas.

La recomendación continúa siendo contradictoria, ya que mientras para los perfiles inquietos y moderados es la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan salvo apoyo en la zona de los 10.190 o recuperación de los 10.500. Para los conservadores sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras mientras sigamos cerrando por encima de los de los 10.190 puntos.

El aspecto técnico sigue prácticamente igual que en el último comentario. De hecho sólo hemos variado seis puntos, Una zona de resistencia situada en torno a los 10.480 – 10.500. Y otra de soporte entre aproximadamente los 10.200 y los 10.190, por lo que seguiría siendo muy prudente hasta conseguir definir ese rango, prestando especialatención a las entradas falsas, como el amago de ruptura que hemos tenido estas últimas jornadas y que al final se ha quedado en una versión más del llamado “Rebote del Gato Muerto”, salvo que en la jornada de mañana, aprovechando que es viernes de vencimientos, los “Señores del Mercado” arrojen algo más de luz sobre cuales pueden ser sus intenciones para lo que queda de agosto.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 10 al 17 de agosto), finaliza con un retroceso de seis puntos, que suponen una pérdida del 0,06 %, dejando al IBEX 35 con una subida acumulada de 1.092, equivalentes a una plusvalía anual del 11,67 %.

Telefónica. Está muy floja y las nuevas tecnologías, tipo Skype y Wassap, le están haciendo mucho daño. Al fin y al cabo quien va a pagar por lo que puede tenerse gratis, como hacen ya casi todas las familias para comunicarse con sus hijos viajeros. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 8,90 o recuperación de los 9,30 euros.

Banco de Santander. Ha intentado recuperar consolidando los 5,60, pero al final se ha quedado en otra falsa alarma. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 5,30 o recuperación de los 5,60 euros.

BBVA. Podemos decir lo mismo que con el Santander, pero con los 7,70, aunque al menos sigue manteniendo, eso sí, por los pelos, las referencias de control, que comentábamos la última semana. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 7,40 para los medioplacistas o no pierda los 7,50 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. Vuelve a contemplar el paisaje desde las alturas de los siete euros, siendo el que presenta mejor aspecto del quinteto. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,70 para los medioplacistas o no pierda los 6,90 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol. Se ha quedado atrapado, al igual que el resto del mercado, en un movimiento lateral, entre aproximadamente los 13,80 y los 14,40. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 14,10 euros.

Como siempre feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

 AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.