Entre brisas marinas y vientos de guerra

Vuelve uno de vacaciones y parece que el tiempo y las cotizaciones se hubieran detenido y que nada ha cambiado, ya que los problemas siguen siendo los mismos. El de Cataluña enquistado, incapaces de encontrar soluciones tanto los unos como los otros. Venezuela al borde de la guerra civil, ahora que la cordura parece empezar a imponerse en Siria. El presidente de Corea del Norte y Trump jugando a indios y vaqueros en las calles del poblado. Sin olvidar las interesantes revalorizaciones de las primeras jornadas de agosto que invitaban a la recogida de beneficios.

Sufrí en mis carnes la huelga del Prat y aunque no me importó tener que acercarme unas horas antes al aeropuerto, me costaba entender que fuéramos los ciudadanos los que tuviéramos que sufrir las consecuencias de sus justas reivindicaciones laborales, convertidos en rehenes de su lucha, mientras los responsables del problema, aunque pueda sonar demagógico, descansaban en sus yates o se movían en sus aviones privados ajenos al desastre.

Julio finalizó con una pequeña subida del 0,55 % y si nos fijamos en el aspecto técnico estamos más o menos en el mismo punto en el que lo dejamos al iniciar el descanso veraniego. Las zonas tanto de soporte como de resistencia continúan estando bastante bien definidas, pese a que el cierre de la jornada de hoy nos ha dejado atrapados de nuevo en tierra de nadie.

La apertura con hueco de continuidad bajista, que sigue abierto, oscilando la sesión entre el mínimo de los 10.416 y el máximo de los 10.584, para acabar cerrando en los 10.450 puntos. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión y alejados de las referencias de control más importantes y cercanas.

La recomendación continúa siendo contradictoria, ya que mientras para los perfiles inquietos y moderados es la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan salvo apoyo en la zona de los 10.170 o recuperación de los 10.620. Para los conservadores sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras mientras sigamos cerrando por encima de los de los 10.170 puntos.

El aspecto técnico sigue prácticamente igual que en el último comentario. Una zona de resistencia situada en torno a los 10.580 – 10.620 y otra de soporte entre aproximadamente los 10.200 y los 10.170, por lo que seguiría siendo muy prudente hasta conseguir definir ese rango.

Resumen mensual y repaso de los “cinco magníficos”.

El mes (del 6 de julio al 10 de agosto), finaliza con un retroceso de 48 puntos, que suponen una pérdida del 0,46 %, dejando al IBEX 35 con una subida acumulada de 1.098, equivalentes a una plusvalía anual del 11,74 %.

Telefónica. La recuperación de la cota de los 9,20 volvió a meternos en la partida, aunque tiene dificultades para ir más allá de los 9,80. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 9,30 para los medioplacistas o no pierda los 9,40 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Una vez perdida la referencia de los 5,80 baja en busca de nuevo suelo desde el que intentar rebotar. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 5,30 o recuperación de los 5,80 euros.

BBVA. Parecía que iba a empezar a comerse la tarta de bizcocho, pero al final nos hemos quedado con la miel en los labios. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 7,40 para los medioplacistas o no pierda los 7,50 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. Escalar los siete mil le ha dejado sin fuerzas para continuar avanzando. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 6,60 o recuperación de los cercanos 6,80 euros.

Repsol. Ha aprovechado muy bien lo que llevamos de verano para conseguir ser el rey de la montaña en lo que a bueyes del Ibex se refiere. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 14,10 para los medioplacistas o no pierda los 14,30 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.