El mirador del valle

Puede recordar al nombre de una urbanización de adosados en las afueras de cualquier pequeña población antes de que estallará la burbuja inmobiliaria, pero sirve para ayudar a ilustrar la situación en la que se encuentra el mercado.

Los índices americanos y algunos europeos como el Dax, siguen rompiendo máximos históricos, prácticamente sesión tras sesión. Sin embargo el Ibex 35 continúa dando señales de debilidad, debido a que cada vez que nos acercamos a la cota de los 10.940, las avalanchas de papel no solo impiden la continuidad de los avances, sino que vuelven a arrastrarnos hasta el campamento base.

Se acercan las vacaciones y la finalización del semestre, que está siendo espectacular, sobre todo si lo comparamos con las expectativas que tenían la mayoría de los analistas antes del inicio del ejercicio, invita a hacer caja y a preparar la estrategia para la segunda parte del año.

Los dos grandes bancos siguen manteniendo, cada vez con mayor dificultad, las zonas de soporte, pero algunos valores, de los más importantes por su elevada ponderación en el índice como Inditex, Telefónica o Repsol están dando señales de debilidad cada vez más preocupantes.

Confiemos en que el cada vez más cercano cierre semestral sea capaz de llevarnos de nuevo hacia el redil de los 10.790 – 10.940 puntos, ya que de no ser así, podríamos enfrentarnos a correcciones más importantes .

La apertura con hueco bajista, que sigue abierto complicando el escenario. Oscilando la sesión entre el mínimo de los 10.641 y el máximo de los 10.725, para acabar cerrando en los 10.709 puntos. Buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión, aunque negativo por seguir sin ser capaces de recuperar importantes referencias de control.

La recomendación sigue siendo contradictoria, ya que mientras para los perfiles más inquietos es la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan salvo apoyo en la zona de los 10.580 o recuperación de los 10.770. Para los moderados y los conservadores sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras mientras sigamos cerrando por encima de los 10.580 y de los 9.960 puntos respectivamente.

El aspecto técnico continúa deteriorándose, pese a que el fondo de mercado sigue siendo alcista. La semana está siendo prácticamente calcada a la anterior y los vaivenes de las cotizaciones no barruntan nada bueno. La zona de soporte situada en torno a los 10.580 – 10.615 es para mí la clave, ya que mientras no se pierda al cierre semanal, hay posibilidades de volver a subirnos al cómodo rango de los 10.790 – 10.940, volviendo a la tranquilidad, y al fin y al cabo no estamos tan lejos del objetivo.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 15 al 22 de junio), finaliza con un avance de 10 puntos, que suponen una ganancia del 0,10 %, dejando al IBEX 35 con una subida acumulada de 1.358, equivalentes a una plusvalía anual del 14,52 %.

Telefónica. Continúa depurando el dividendo y los excesos. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 9,30 o recuperación de los 9,60 euros.

Banco de Santander. Dicen que tanto va el cántaro a la fuente del soporte, que al final… Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,80 euros.

BBVA. Con razón algunos analistas llaman al Santander y al BBVA “los gemelos”. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 7,30 euros.

Iberdrola. Vuelve a ser el más listo de la clase otra semana de canículas. Mantener mientras siga cerrando por encima de los siete euros para los medioplacistas o no pierda la zona de los 7,10 para los perfiles más inquietos.

Repsol. Ha perforado el soporte de los 14,60, pese a intentarlo recuperar al cierre, en cualquier caso ajusto sus referencias. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 13,40 o recuperación de los 13,90 euros.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.