Mercado alcista

Hay ganas de marcha y el criadero de euros, una vez superado el sustillo de la semana pasada, vuelve a retomar la escalada con mucha alegría y a pleno rendimiento, dispuesto a clavar el piolet un poco más arriba.

Las empresas siguen ganando dinero a espuertas y el aspecto técnico continúa ayudando a las subidas. Pese a mayo y sus refranes, en principio, los únicos nubarrones son políticos y poco a poco parece que se van despejando.

Los índices americanos siguen marcando máximos históricos, superándose prácticamente en cada sesión y nuestro bolsín está en ello, situándose a menos del dos por ciento de su cota más alta; por supuesto sin descontar los dividendos, como hace el Ibex 35, ya que de hacerlo habría que mirar a los famosos dieciséis mil y eso, por el momento, es harina de otro costal.

El “Efecto Sánchez” considerado un posible factor de riesgo por la mayoría de los analistas, ha sido ignorado por el mercado, que apenas bajó unos puntos en la apertura de la sesión del lunes. Tal vez porque Rajoy tiene preparado el plan “B” que le va a llevar a poder aprobar los presupuestos sin necesitar la ayuda del PSOE.

La apertura con hueco alcista, que sigue abierto ayudando a consolidar el escenario, oscilando la sesión entre el mínimo de los 10.920 y el máximo de los 10.983, para acabar cerrando en los 10.937 puntos. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión en una jornada con rango muy estrecho, pero positiva por seguir respetando todas las referencias de control.

La recomendación de carácter general vuelve a ser la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 10.770 o si no podemos con los 11.190 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de los 10.370 y de los 9.740 puntos respectivamente.

El aspecto técnico con la recuperación en el cierre semanal de la zona de los 10.740 puntos, a la que me refería en el último comentario, ha vuelto a meternos en la partida, que sigue siendo descaradamente alcista, dejando unas referencias de control cada vez más claras, que evidentemente no se pueden perder, si no queremos destrozar el escenario.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 18 al 25 de mayo), finaliza con un avance de 253 puntos, que suponen una ganancia del 2,37 %, dejando al IBEX 35 con una subida acumulada de 1.586, equivalentes a una plusvalía anual del 16,95 %.

Telefónica. La recuperación de la zona de los 9,80 euros, invitaba a retomar posiciones. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 9,90 para los medioplacistas o no pierda los diez euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Ha vuelto a cotizar por encima de los 5,80 pero con muchos problemas al acercarse a la media docena de euros. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,80 euros.

BBVA. Superar los 7,30 ha sido un buen estímulo. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 7,30 para los medioplacistas o no pierda los 7,40 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. Intentando encaramarse por encima de los siete euros. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,80 para los medioplacistas o no pierda los siete euros para los perfiles más inquietos.

Repsol. Muy fuerte y con ganas de continuar galopando enloquecidamente por la pradera de los quince euros. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 14,80 para los medioplacistas o no pierda los quince para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana, y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.