El nogal

Vuelve la política a condicionar los últimos movimientos bursátiles y el rifirrafe entre Trump y el FBI haciendo recordar al Watergate de Nixon con el posible proceso de destitución, debido al Putingate del que empezaban a hablar ayer los representantes del Partido Demócrata, ha sido suficiente para mover el árbol y que las nueces más maduras empezaran a caer por su propio peso.

Como a perro flaco todo son pulgas. Se ha juntado Brasil con las ganas de vender y los problemas de corrupción del nuevo Gobierno, unido a los fuertes intereses que tienen allí empresas como Telefónica o el Banco de Santander, ha sido la señal para que las órdenes de venta hayan inundado el mercado, ya que los beneficios acumulados eran cuantiosos y no es cosa de dejar que se esfumen o se los coman los pajaritos.

Sin olvidar el ya famoso “Sell in may and go away”, que sigue teniendo muchos seguidores, sobre todo si tenemos en cuenta las importantes rentabilidades acumuladas desde el mes de octubre, al haber subido en vertical casi sin descanso. Ni el otro dicho bursátil que dice que en bolsa: “Se sube por la escalera y se baja, saltando por la ventana o cayendo por el hueco del ascensor.”

La apertura con hueco bajista, que sigue abierto complicando el escenario, oscilando la sesión entre el mínimo de los 10.564 y el máximo de los 10.756, para acabar cerrando en los 10.684 puntos. Buen cierre, pese a las caídas, por hacerlo por encima de la media de la sesión, aunque negativo por habernos quedado en tierra de nadie.

La recomendación pasa a ser contradictoria, ya que mientras para los perfiles más inquietos es la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo apoyo en la zona de los 10.300 o recuperación de los 10.740 puntos; para los moderadso y los conservadores sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras mientras sigamos cerrando por encima de los 10.300 y de los 9.680 puntos respectivamente.

El aspecto técnico ha empezado a dar señales de preocupación y agotamiento de subida, al haber perdido la importante referencia de los 10.800, por lo que debemos estar especialmente atentos al cierre semanal, ya que si no somos capaces de recuperar la cota de los 10.740 puntos, la continuidad de los recortes pasaría a ser bastante probable.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 11 al 18 de mayo), finaliza con un retroceso de 176 puntos, que suponen una pérdida del 1,63 %, dejando al IBEX 35 con una subida acumulada de 1.333, equivalentes a una plusvalía anual del 14,25 %.

Telefónica. Los problemas políticos en Brasil han precipitado las órdenes de venta y eso que había recibido una recomendación de compra por parte de una de las casas de bolsa más importantes. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 9,60 o recuperación de los 9,80 euros.

Banco de Santander. Los problemas políticos en Brasil y la importante revalorización acumulada en estos últimos meses ha precipitado las órdenes de venta. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 5,30 o recuperación de los 5,80 euros.

BBVA. La pérdida del soporte de referencia y el efecto arrastre le ha llevado a perder sus referencias de control. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 7,10 o recuperación de los 7,30 euros.

Iberdrola. Ha mantenido muy bien el tipo ante el desastre general, de hecho me limito a ajustar al alza sus soportes de referencia. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,70 para los medioplacistas o no pierda los 6,80 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol. Al igual que lo comentado en Iberdrola, parece que está inmunizado ante los últimso recortes. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 14,50 para los medioplacistas o no pierda los 14,60 para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana, y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.