Cu cú cantaban las ranas

Cu cú debajo del agua, (del canal). Cu cú si gana Macron, cu cú, el Ibex sube un montón. Cu cú si gana Le Pen, cu cú huyamos de Europa en tren...

Disculpen la frivolidad y la cutrez de los pareados, pero es que o nos tomamos a risa la situación de nuestro querido país o podemos caer en la depresión más profunda.

Ni que decir tiene que me encantaría ver como cantan todas las ranas, especialmente Pujol con sus ramas, porque empezamos a necesitar urgentemente una catarsis, incluyendo la limpieza de los bajos fondos, para volver a convertirnos en un país serio en el que los inversores internacionales puedan invertir sin necesidad de taparse las narices o pagar mordidas del famoso 3 % cada vez que quieran conseguir un contrato público.

El resultado de las elecciones francesas, ayudado por las declaraciones de los candidatos perdedores a favor de Macron, al que todos los analistas dan como ganador de la segunda vuelta con un margen superior al 60 %, nos llevó en volandas hacia la parte alta del escalón en el que nos encontrábamos, situados entre aproximadamente los 10.200 y los 10.800 puntos.

Nueva marca anual en los 10.828, que se ha convertido en la resistencia a batir, coincidiendo curiosamente con los máximos históricos del 10 de abril de hace dos años, siempre y cuando no descontemos los dividendos que han ido abonando las acciones del índice durante dicho periodo.

La apertura con hueco bajista, que sigue abierto complicando el escenario, oscilando la sesión entre el mínimo de los 10.663 y el máximo de los 10.722, para acabar cerrando en los 10.683 puntos. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión, aunque positivo por seguir bastante alejados de las referencias de control más importantes.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no se pierda la zona de los 10.370, (súper inquietos 10.640), o si no puede con los 10.830 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de los 9.990 y de los 9.480 puntos respectivamente.

El aspecto técnico continúa siendo alcista, hemos llegado al objetivo de este movimiento en los 10.800 puntos, por lo que toca plantear nuevo escenario, enfrentándonos como casi siempre a dos opciones bastante claras: continuidad alcista camino de los 11.200, o retroceso hacia la cota de los 10.540, para recuperar fuerzas y volver a intentar el ataque, que parece la opción más probable.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

La semana (del 20 al 27 de abril), finaliza con un avance de 311 puntos, que suponen una ganancia del 3,00 %, dejando al IBEX 35 con una subida acumulada de 1.332, equivalentes a una plusvalía anual del 14,24 %.

Telefónica. No pudo romper los 10,60 y ha bajado para quedarse atrapada en el mismo rango lateral, por lo que seguiría siendo muy prudente hasta que defina. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 9,80 o recuperación de los 10,30 euros.

Banco de Santander. Romper la importante resistencia de los 5,80, reconvertida ahora en soporte, le ha dado alas para llegar volando hasta los 6,10, por si fuera poco hoy ha descontado cinco céntimos del dividendo. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,70 para los medioplacistas o no pierda los 5,90 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. Romper los 7,30 le ha llevado, igual que al Santander a un escalón superior. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 7,20 para los medioplacistas o no pierda los 7,40 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. La recuperación de los 6,50 le ha metido de nuevo en la partida. Mantener mientras no los pierda.

Repsol. Al igual que Iberdrola ha asomado la cabeza tímidamente por encima de la última resistencia volviendo a entrar en el terreno de juego, pese a tener serios problemas al acercarse a la zona de los 14,80 - 15,00 euros, donde la salida de papel frena los avances conseguidos. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 14,30 para los medioplacistas o no pierda los 14,50 para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana, y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.