Bajo palio

El Ibex no quiere ser menos y se apunta al descanso de Semana Santa, (el viernes y el lunes no hay bolsa). No sin antes recoger parte de los beneficios acumulados durante un magnífico e inesperado primer trimestre en la que la mayoría de los valores han conseguido las revalorizaciones esperados por muchos gestores para el total del ejercicio.

El efecto riqueza produce cierto mal de altura y hay que afrontar los gastos extras con alegría, ya que al final el exceso de torrijas consumidas a dos carrillos tanto en la playa como en la montaña acaban pasando factura, y hay que celebrar que hacia muchos trimestres, (casi desde que empezó la famosa crisis), en la que las rentas del capital no superaban a las del trabajo, refiriéndome claro está a los pequeños inversores, que no dejamos de ser unos "pringaos" como dicen los modernos, machacados por las comisiones de los brókeres, y por la voracidad recaudatoria de Hacienda. Mientras que las plusvalías acumuladas por "Los Señores del Mercado" alcanzan cifras obscenas y para colmo de males, al trabajar casi todos ellos a través de fondos o Sicavs, se libran del infierno fiscal salvo que realicen algún tipo de reintegro. .

La apertura con hueco bajista, que sigue abierto complicando el escenario, oscilando la sesión entre el mínimo de los 10.264 y el máximo de los 10.350, para acabar cerrando en los 10.326 puntos. Buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión respetando los niveles de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 10.240 o si no puede con los 10.420 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de los 9.850 y de los 9.390 puntos respectivamente.

El aspecto técnico sigue siendo alcista al ciontinuar encerrados dentro del mismo movimiento lateral entre los 10.200 y los 10.800, con permiso de los 10.540 puntos. Hay que tener en cuenta las dos señales de debilidad producidas tanto en la apertura del lunes como en la del jueves que no apuntan nada bueno, por lo que empieza a ser importante su posible confirmación perdiendo la zona de los 10.240/10.200 antes del vencimiento del viernes ya que nos lelvaría a tener que plantearnos un nuevo escenario.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

La semana (del 6 al 13 de abril), finaliza con un retroceso de 193 puntos, que suponen una pérdida del 1,83 %, dejando al IBEX 35 con una subida acumulada de 974, equivalentes a una plusvalía anual del 10,41 %.

Telefónica. Empieza a dar síntomas de debilidad, al igual que casi todos los valores dle emrcado. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 9,80 o recuperación de los 10,30 euros.

Banco de Santander. Ha perdido su zona de soporte y baja buscando un nuevo suelo. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 5,30 o recuperación de los 5,50 euros.

BBVA. La pérdida de los 6,90 vuelve a complicar su escenario. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 6,70 o recuperación de los 6,90 euros.

Iberdrola. Fuerte y alcista manteniéndose, de momento, ajeno a los recortes de sus compañeros de fatigas. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,50 para los medioplacistas o no pierda los 6,60 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol. No es capaz de romper los quince euros y busca soportes desde el que intentar un nuevo ataque. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 14,60 para los medioplacistas o no pierda los 14,70 euros para los más inquietos.
Como siempre, feliz semana, y mucha suerte en la bolsa y en la vida..

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.