Las olas

Ese Ibex como mola se merece una ola uauuuuuuuuuu. Un clamor se extendió entre los asistentes en la Plaza de La Lealtad a la jornada bursátil del Ibex 35, donde incluso los más nostálgicos pedían a coro que pusieran por los altavoces la famosa canción de Rocío Jurado ofreciéndose a cambiar parte de la letra con tal de poder celebrar de la manera más adecuada los nuevos máximos anuales.

Únicamente los accionistas de Abengoa y del Banco Popular se han negado a participar en la fiesta, ofreciéndose algunos de ellos, según rumores sin confirmar, a ocuparse de recoger los restos de la reunión mientras surfeaban en las olas de su indignación.

Si marzo terminó con una olvidada, desde hace mucho tiempo, revalorización del 9,50 %, dejando el primer trimestre con una impresionante cifra del 11,88 %. Abril no parece querer ser menos y los recortes por pequeños que puedan parecer, son aprovechados por los rezagados para incorporarse a la traca alcista.

Hay varios nubarrones en el horizonte que pueden justificar el posible hachazo, que antes o después invitará a la recogida de beneficios, pero a día de hoy parece que hemos optado por cerrar los ojos, ignorando la incapacidad para resolver los conflictos de Siria, Yemen, Corea del Norte, o la posible victoria de Marine Le Pen en la segunda vuelta de las elecciones francesas, que es la que importa, ya que, según las encuestas, en la primera lo tiene casi garantizado.

La apertura con hueco bajista, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el mínimo de los 10.322 y el máximo de los 10.534, para acabar cerrando en los 10.518 puntos. Muy buen cierre por hacerlo marcando casi máximos de la jornada alejados de todas las referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 10.140, (súper inquietos 10.370), o si no podemos con los 10.540 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de los 9.760 y de los 9.330 puntos respectivamente.

El aspecto técnico sigue siendo muy alcista y con permiso de la mini resistencia de los 10.500, donde nos encontramos, tendríamos vía libre hasta los 10.800, que es el objetivo teórico de este movimiento. Esta hipótesis de trabajo quedaría anulada en el caso de algún cierre semanal por debajo de los 10.200 puntos durante el mes de abril.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

La semana (30 de marzo al 6 de abril), finaliza con un avance de 113 puntos, que suponen una ganancia del 1,09 %, dejando al IBEX 35 con una subida acumulada de 1.167, equivalentes a una plusvalía anual del 12,48 %.

Telefónica. Poco que añadir al seguir encerrada la cotización en el mismo rango. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 10,30 para los medioplacistas o no pierda los 10,40 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. El cierre semanal ha sido muy parecido al último, por lo que las referencias siguen siendo las mismas. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,60 para los medioplacistas o no pierda los 5,70 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. Ha descontado los trece céntimos del dividendo, bajando a buscar apoyo en el soporte situado en torno a los 6,90, desde donde ha rebotado con fuerza pese al susto que nos dio al marcar un mínimo intradía en 6,84/6,85. Mantener mientras siga cerrando por encima de los siete euros para los medioplacistas o no pierda los 7,10 para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. Hoy trabajo poco limitándome a confirmar las referencias de la última semana, continúa fuerte y alcista. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,50 para los medioplacistas o no pierda los 6,70 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol. Camino de los quince euros con los que lleva coqueteando desde hace tiempo. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 14,40 para los medioplacistas o no pierda los 14,70 euros para los más inquietos.

Como siempre, feliz semana, y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.