Vaya marcha… en Nueva York

Wall Street encadena su décimo máximo histórico, consiguiendo marcar el piolet un poco más arriba cada jornada y así, pasen y vean, señoras y señores, desde el jueves nueve. Aunque parece que hoy y al conseguir la décima sesión alcista han empezado a saltar órdenes de venta, llevando la contraria a la famosa canción de Mecano, porque al menos en lo que respecta a la calle del muro menuda marcha que hay en Nueva York y eso que parecía que la llegada de Trump iba a ser un desastre, al menos en lo que a la evolución de los índices se refiere.

La pena es que la vieja Europa languidece y no acompaña el movimiento sexy americano, especialmente nuestro bolsín que cada vez que consigue recuperar la importante cota de los 9.500 puntos, empieza a entrarle el telele y el mal de altura, que impide romper el techo de los 9.630 con rotundidad. Y en esas estamos, atrapados en el movimiento lateral y más perdidos que el barco del arroz.

Si acaso destacar que la publicación de resultados vuelve a ser la prueba del algodón que no engaña, en el sentido de separar el grano de la paja, y ver como curiosamente, ayuda a llevar los precios hasta la zona de resistencia o soporte más cercana dependiendo de cómo sean recibidos por el mercado.

La apertura con hueco alcista, que sigue abierto pese a haber sido reducido a la mínima expresión, oscilando la sesión entre el mínimo de los 9.479 y el máximo en 9.541, para acabar cerrando en los 9.493 puntos. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión, pero positivo por seguir respetando las referencias de control más interesantes.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.440 o si no podemos con los 9.520 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de los 9.270 y de los 9.210 puntos respectivamente.

El aspecto técnico vuelve a complicarse y pese a seguir atrapados dentro del mismo rango lateral, empieza a notarse cierto agotamiento, ya que el hecho de no haber podido marcar nuevos máximos anuales, perdiendo, pese a estar tocándola con la yema de los dedos, la importante cota de los 9.500 - 9.520 puntos, no invita precisamente al entusiasmo. Sin olvidar que mientras se respeten las referencias mencionadas en el cierre semanal para cada perfil de riesgo, no veo mayor problema en permanecer en el mercado defendiendo las posiciones ganadoras o poco perdedoras.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

La semana (del 16 al 23 de febrero), finaliza con un retroceso de 61 puntos, que suponen una pérdida del 0,64 %, dejando al IBEX 35 con una subida acumulada de 141, equivalentes a una plusvalía anual del 1,51 %.

Telefónica. La superación de los 9,30 le ha dado alas con el único problema que ha llegado muy pronto a la resistencia de los 9,60 - 9,70 donde se la juega. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 9,20 para los medioplacistas o no pierda los 9,40 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Haciendo equilibrios sobre su zona de soporte a la que podemos dar un pequeño filtro hasta el cambio de euro, pero no más allá. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,10 euros.

BBVA. No puede con los 6,40 y baja en busca de apoyo, esperemos que para volver a intentarlo si el Ibex acompaña. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,10 euros.

Iberdrola. Los resultados le han ayudado a superar la barrera de los 6,10 donde se había dado la vuelta las últimas ocasiones. Mantener mientras siga cerrando por encima de los seis euros para los medioplacistas o no pierda los 6,20 para los perfiles más inquietos.

Repsol. Los resultados le han ayudado a tener otro pequeño impulso camino de los catorce euros, aunque no podemos olvidar que hace no tanto casi nadie la quería a nueve. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 13,60 para los medioplacistas o no pierda los 13,80 euros para los más inquietos.

Como siempre, feliz semana, y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.