La azotea

Volvemos a contemplar el atardecer sentados en la ventana del ático, mientras los americanos no paran de añadir plantas a la construcción de su edificio en Wall Street, cruzando los dedos para que resistan sus cimientos y no se les venga abajo el tinglado.

La conjunción planetaria sigue funcionando y aunque a veces pueda dar la impresión de que seguimos avanzando hacia ninguna parte, dando enloquecidos patadas al balón, el caso es que los resultados ayudan y sigue entrando dinero en la renta variable ayudando a que los precios suban y suban, logrando volver a la azotea en la que estábamos situados a finales de 2015.

Como dato curioso para los lectores aficionados a las estadísticas y a las curiosidades, la última sesión del 2015 cerramos en 9.544,20 y hoy lo hemos hecho en 9.554,70.

Si bien es cierto, para que todo sea correcto, que hay que recordar que el Ibex 35 descuenta los dividendos ya que si no lo hacemos, pasamos de los 23.602 de ese día a los 24.874,80 de hoy con una revalorización del 5,39 %, que curiosamente los bancos y gestores de fondos no suelen tener en cuenta, entre otras cosas porque el resultado de su gestión seria aún más penoso de lo que suele serlo.

Ya puestos y ante los nubarrones que acechan a las futuras pensiones aprovecho esta magnífica ventana para reivindicar una especie de cuenta de ahorro personal con beneficios fiscales en la que cada uno pueda gestionar sus ahorros con los mismos derechos y deberes que si cediera la gestión a terceros; porque no parece lógico que Hacienda nos cruja cada año con un % importante de los beneficios a los que hemos optado por la gestión activa de nuestros ahorros con acciones, pese a no haber retirado un solo euro de la cuenta del bróker. Y sin embargo permita ir saltando de fondo en fondo sin penalización fiscal alguna.

La apertura, plana y con dudas, oscilando la sesión entre el mínimo en 9.526, y el máximo en 9.614, para acabar cerrando en los 9.554 puntos. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión, pero positivo por seguir respetando todas las referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.400 o si no podemos con los 9.630 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de los 9.240 y de los 9.200 puntos respectivamente.

El aspecto técnico sigue mejorando, aunque empieza a notarse cierto "mal de altura". La recuperación de la importante cota de los 9.510 nos ha llevado en volandas hasta la resistencia de los 9.630 donde están situados los máximos anuales, pero el doble techo de ayer y de hoy en los 9.612 y 9.614, unido al viernes de vencimientos, invitan a un posible apoyo en torno a los 9.400.puntos durante la próxima semana para sacudir el árbol de las plusvalías acumuladas, empezando a definir el siguiente movimiento.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

La semana (del 9 al 16 de febrero), finaliza con un avance de 116 puntos, que suponen una ganancia del 1,23 %, dejando al IBEX 35 con una subida acumulada de 203, equivalentes a una plusvalía anual del 2,17 %.

Telefónica. Ha vuelto a visitar la cota de los famosos 9,30 donde se la juega. Mantener mientras siga cerrando por encima de los nueve euros para los medioplacistas o no pierda los 9,30 para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Ha rebotado desde su zona de soporte mejor que un gimnasta en su cama elástica. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,10 para los medioplacistas o no pierda los 5,20 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. Los 6,40 se acercan y le atormentan. Pareados aparte es la zona crítica por ser su frontera de la tranquilidad, pero da la impresión de que aún le falta algún trámite en su pasaporte, pese a la briosa recuperación de los 6,10. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,10 para los medioplacistas o no pierda los 6,30 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. Ha vuelto a hacer una vez más y lleva tantas que he perdido la cuenta su famoso recorrido entre los 5,80 y los 6,10 para regocijo de sus accionistas menos fieles. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,90 para los medioplacistas o no pierda los seis euros para los perfiles más inquietos.

Repsol. Jugando a las quinielas le resulta casi tan difícil acertar los catorce como recuperarlos. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 13,60 para los medioplacistas o no pierda los 13,80 euros para los más inquietos.

Como siempre, feliz semana, y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.