Batiendo marcas

Los índices norteamericanos siguen marcando máximos históricos prácticamente sesión tras sesión y el mundo de las finanzas, qué remedio, se va acostumbrando a la presencia en la Presidencia de Trump, que pese a sus excentricidades y declaraciones fuera de tono se ha convertido en "el barman del mercado" agitando la coctelera de los precios, ya que le da igual echar unas gotas de aerolíneas o influir en el cambio euro dólar.

Tanto es así, que ya circula una aplicación para el móvil en donde se pueden seguir sus ocurrencias sobre algunas empresas y lo que es más importante, la inmediata influencia que ejerce en el cambio tanto alcista como bajista, dependiendo de la manera en que sean recibidas por los operadores de las mesas de contratación.

La publicación de resultados y los datos macro siguen ayudando a la recuperación de zonas importantes de resistencia con una diferencia fundamental entre Wall Street y la vieja Europa. Ya que mientras en la Calle del Muro van de fiesta en fiesta sin parar de bailar, en la Plaza de La Lealtad, el mal de altura hace que cada vez que llegamos a una cota crítica, las toneladas de papel que aparecen, muchas veces en órdenes ocultas, invitan a la recogida de beneficios, impidiendo la continuidad de los avances.

La apertura con dudas, oscilando la sesión entre el mínimo en 9.318, y el máximo en 9.442, para acabar cerrando en los 9.406 puntos. Muy buen cierre por hacerlo marcando casi los máximos de la sesión respetando todas las referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.370 o si no podemos con los 9.510 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de los 9.200 y de los 9.000 puntos respectivamente.

El aspecto técnico sigue prácticamente igual y tanto los soportes como las resistencias están bastante bien definidas. Da la impresión de que estamos consolidando los avances en un rango estrecho comprendido entre aproximadamente los 9.300 y los 9.510, dentro de otro más amplio comprendido entre los 9.200 y los 9.630 puntos, que es donde deberíamos definir el actual movimiento.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

La semana (del 2 al 9 de febrero), finaliza con un avance de 34 puntos, que suponen una ganancia del 0,36 %, dejando al IBEX 35 con una subida acumulada de 86, equivalentes a una plusvalía anual del 0,92 %.
Telefónica. Nos dio un pequeño susto al buscar apoyo en torno a los 8,80, pero afortunadamente parece que se ha recuperado justo a tiempo. Mantener mientras siga cerrando por encima de los nueve euros para los medioplacistas o no pierda los 9,10 para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Dejó de jugar al cinquillo durante un par de sesiones para desesperación de sus fieles accionistas que veían horrorizados como desaparecían sus plusvalías latentes. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,10 euros.

BBVA. Para no desentonar con su colega cántabro encontró su cama elástica en la frontera de los 5,90. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 6,10 euros.

Iberdrola. La recuperación de los 5,90 le ha metido de nuevo en la partida y ahora vuelve a enfrentarse a la frontera de los 6,10, donde se la juega. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,90 para los medioplacistas o no pierda los seis euros para los perfiles más inquietos.

Repsol. El apoyo en la zona de los 13,50 ha funcionado y parece que inicia un tímido rebote desde esa cota. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 13,50 para los medioplacistas o no pierda los 13,70 euros para los más inquietos.

Como siempre, feliz semana, y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.