La ventisca

Wall street

No hay manera de hacer nueva cumbre en la escalada alcista iniciada a principios de diciembre en nuestro bolsín y el mal tiempo nos ha hecho buscar de nuevo el campamento base para volver a intentar el ataque en jornadas más soleadas; una vez que el cansancio de la subida y de la abundante comida y bebida consumida durante las fiestas, empiece a ser asimilada por nuestros cuerpos gloriosos.

Trump sigue encantado con su nuevo oficio tanto de Presidente del Imperio como de guardián del muro de los veinte mil y aunque a veces da la impresión que los precios están contenidos deseando ver alguna señal para desmadrarse. Lo cierto es que el mercado empieza a dar síntomas de agotamiento, salvo que en la ceremonia de la coronación del próximo veinte de enero, como colofón de los fuegos artificiales, los colegas de Wall Street decidan celebrar la fiesta abriendo una brecha en la pared animando a otra tramo de subida libre, que debería ser aprovechada por el Ibex 35 para dejar atrás los 9.560, camino de los 9.800 puntos y más allá.

La apertura con hueco bajista, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el mínimo en 9.343, y el máximo en 9.452, para acabar cerrando en los 9.407 puntos. Buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión respetando las referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.300 o si no podemos con los 9.450 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de los 9.180 y de los 8.910 puntos respectivamente.

El aspecto técnico continúa más o menos igual, al habernos quedado atrapados dentro del mismo movimiento lateral (9.180 - 9.560), al que me he referido en las últimas ocasiones y en el que al parecer todos los participantes en el mercado nos sentimos bastante cómodos, soltando papel en la zona de resistencia y recomponiendo las carteras en los apoyos en la zona de soporte, ya que pese a que el rango es en general limitado, en algunos valores está dando mucho juego.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

La semana (del 5 al 12 de enero), finaliza con un retroceso de 81 puntos, que suponen una pérdida del 0,85 %, dejando al IBEX 35 con una subida acumulada de 55, equivalentes a una plusvalía del 0,59 %.

Telefónica. Ha subido muy deprisa desde los 7,80 y tiene cierta lógica que encuentre serios problemas para romper los 9,30. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 8,90 para los medioplacistas o no pierda los 9,10 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Ha empezado a dar síntomas de cansancio. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 4,90 para los medioplacistas o no pierda los cinco euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. Su elevada exposición en Méjico ha vuelto a pasarle factura perdiendo sus referencias de control. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 5,90 o recuperación de los 6,20 euros.

Iberdrola. Inasequible al desaliento y sin necesidad de cambios respecto a la semana pasada. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,90 para los medioplacistas o no pierda los seis euros para los más inquietos.

Repsol. Intentando romper la barrera de los catorce euros, una vez consolidados con mucha fuerza los trece. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 13,60 para los medioplacistas o no pierda los 13,90 euros para los más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación