Tirón de orejas

La sentencia del TJUE sobre las cláusulas suelo, obligando a devolver con carácter retroactivo las cantidades cobradas indebidamente a los hipotecados, ha llenado de alegría a las familias y de preocupación a los bancos implicados, ya que pese a que parecía evidente que se habían pasado y de hecho habían provisionado las cantidades necesarias para ello, sus cotizaciones se han visto castigadas por el mercado.

Mención aparte es el ridículo en el que queda, tanto el Tribunal Supremo, como el Banco de España y los órganos reguladores, al haber permitido que se siguiera produciendo esa práctica abusiva, dando la razón, una vez más, a los que insisten en afirmar que se gobierna y legisla pensando en los intereses de los poderosos más que en los de los ciudadanos a los que deberían representar y defender.

Esperemos que al menos dentro de unos años, el mismo Tribunal Europeo no tenga que dictar un comunicado insistiendo en que la sentencia es de obligado cumplimiento; ya que todo parece indicar que los bancos van a hacerse los suecos, intentando individualizar cada caso, obligando a los afectados a gastarse un dineral en procuradores y abogados para recuperar lo que les pertenece, que ya puestos debería incluir también los intereses de demora.

La apertura con hueco bajista, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el mínimo en 9.297, y el máximo de los 9.374, para acabar cerrando en los 9.333 puntos. Buen cierre por hacerlo casi en la media de la sesión respetando las referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.170 o si no podemos con los 9.550 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de los 9.050 y de los 8.830 puntos respectivamente.

El aspecto técnico sigue igual que la semana pasada ya que apenas hemos variado siete puntos en los niveles del cierre. Da la impresión de que tras la euforia del vencimiento, la mayoría de los gestores han dado el año por cerrado pensando más en el ajuste de carteras de cara a la factura fiscal, que en la posible evolución de los precios.

En cualquier caso mientras no perdamos la zona de los 9.200, no me extrañaría finalizar el ejercicio intentando enjugar las pérdidas anuales en los famosos 9.544 puntos aprovechando las seis sesiones que quedan para ello.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 15 al 22 de diciembre), finaliza con un retroceso de siete puntos, que suponen una pérdida del 0,08 %, dejando al IBEX 35 con una caída acumulada de 211, equivalentes a una minusvalía anual del 2,21 %.

Telefónica. La cercanía de los nueve euros ha dado cierto mal de altura debido tal vez, a la velocidad con que había recuperado desde los 7,80. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 8,50 para los medioplacistas o no pierda los 8,70 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Intentando recuperar al cierre semanal la zona de los cinco euros, que abriría el camino hacia cotas más altas. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 4,80 para los medioplacistas o no pierda los 4,90 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. Afectado por la sentencia de las cláusulas suelo ha frenado en su escalada alcista. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,30 para los medioplacistas o no pierda los 6,40 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. Ha vuelto a hacer una vez más su recorrido triunfal, casi sin despeinarse desde los 5,60 hasta los 6,10. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,90 euros para los medioplacistas o no pierda los 6,10 para los más inquietos.

Repsol. Ha descontado 35 céntimos del dividendo que ha llegado a recuperar en su totalidad lo que podemos considerar una evidente señal de fortaleza. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 13,20 para los medioplacistas o no pierda los 13,40 euros para los más inquietos.

Aprovecho para desearles a todos una Feliz Navidad disfrutando con su gente estas fiestas y siempre.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.