Aire de fiesta

La FED confirmó, por fin, la esperada subida de un cuartillo en el precio del dinero y el mercado buscó en la caja de vinilos el éxito de Karina de hace ya bastantes años para continuar con el guateque y apuntarse a la traca final del ejercicio; con la tranquilidad que supone saber que los guardianes del espectáculo de la bolsa van a seguir haciendo lo que sea desde los Bancos Centrales para que nada se detenga, al menos mientras la Deuda Blues Band de Draghi y sus muchachos siga tocando desde el escenario atreviéndose incluso con el famoso tema de Fredy Mercury “The show must go on”.

Hay ganas de marcha y más en el caso del Ibex 35, que sigue apareciendo como el patito feo de los índices de los países más desarrollados, dando la impresión de que pese a que podamos dar por terminado el año con la sesión de vencimientos de mañana, van a hacer todo lo posible por enjugar las pérdidas anuales, finalizando el ejercicio por encima de los 9.500 puntos.

La apertura con mini hueco alcista, que sigue abierto consolidando el escenario, oscilando la sesión entre el mínimo en 9.220, y el máximo de los 9.354, para acabar cerrando en los 9.340 puntos. Muy buen cierre por hacerlo casi en máximos de la sesión y alejados las referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.170 o si no podemos con los 9.550 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de los 8.890 y de los 8.800 puntos respectivamente.

El aspecto técnico sigue mejorando y cada vez está más alcista. Nos enfrentábamos a dos posibles escenarios una vez conseguido el objetivo de los 9.170 puntos y parece que hemos optado por la continuidad alcista camino de los 9.550, que sería la meta de este nuevo movimiento. Ni que decir tiene que la pérdida de los 9.170 en cierre semanal dejaría sin valor el anterior comentario, pasando a buscar apoyo en torno a los 8.990 puntos, que sería el objetivo de caída en el caso de que volviésemos a las andadas.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 8 al 15 de diciembre), finaliza con un avance de 195 puntos, que suponen una ganancia del 2,14 %, dejando al IBEX 35 con una caída acumulada de 203, equivalentes a una minusvalía anual del 2,13 %.

Telefónica. La superación de los 8.60 le devuelve a la Champions League de las cotizaciones por lo que esperemos que pese a lo cerca que está no vuelva a perderlos. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 8,20 para los medioplacistas o no pierda los 8,60 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Luchando como loco para que le dejen volver a jugar al cinquillo. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 4,60 para los medioplacistas o no pierda los 4,90 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. Pese a la pájara que le llevó hasta los 6,25 a principio de semana, parece que vuelve a ponerse las pilas. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,20 para los medioplacistas o no pierda los 6,40 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. Otra que no quiere ser menos y lucha por recuperar la media docena de euros. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,80 euros para los medioplacistas o no pierda los 5,90 para los más inquietos.

Repsol. Ahí sigue, intentando reconvertir la zona de los trece euros en soporte de referencia para encarar la cuesta del 2017. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 12,80 para los medioplacistas o no pierda los 13,10 euros para los más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.