Soltando amarras

La victoria del NO en el referendum italiano parece que estaba casi descontado por el mercado y tras el amago inicial en la apertura del lunes que nos llevó hasta el mínimo de los 8.512, perforando el soporte en apenas cuarenta puntos, se produjo el espectacular rebote y el movimiento violento al que me refería en el último comentario, aunque reconozco que tanto la intensidad como dirección del mismo no ha dejado de sorprenderme.

Las diecisiete sesiones que llevábamos encerrados en el muro de los 8.550 – 8.720 puntos, había comprimido tanto los precios de las cotizaciones que una vez derribado, los gritos de júbilo se han ido alejando hacia las alturas de la montaña de los nueve mil, donde deberíamos tomarnos un respiro, antes de continuar atacando cotas más altas.

Una subida superior al 7 % en apenas cuatro sesiones es algo a lo que no nos tenía acostumbrados últimamente el mercado, más en un año en el que, salvo honrosas excepciones, están siendo cuantiosas las pérdidas en la mayoría de las empresas cotizadas.

En cualquier caso no deja de sorprenderme lo sencillo que resulta analizar el mercado a toro pasado, sobre todo si lo comparamos con la dificultad que tiene decidirse en el momento que se cruzan las órdenes de compra venta con sus continuas subidas, bajadas y amagos laterales.

La apertura con hueco alcista, que sigue abierto, oscilando la sesión entre el mínimo en 8.992, y el máximo de los 9.179, para acabar cerrando en los 9.149 puntos. Muy buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión y alejados de todas las referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 8.800 o si no podemos con los 9.170 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de los 8.740 y de los 8.660 puntos respectivamente.

El aspecto técnico ha vuelto q mejorar al conseguir subir al escalón superior en el que estábamos instalados a mediados de octubre. Pasando a estar limitados por la zona de los 9.170 – 9.200 puntos, que es el objetivo teórico de este movimiento y que podemos dar por conseguido con el máximo de la jornadade hoy. Por abajo mientras no perdamos el soporte de los 8.800 parece una invitación a permanecer en el mercado, al menos mientras se siga respetando al cierre semanal. .

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 1 al 8 de diciembre), finaliza con un avance de 476 puntos, que suponen una ganancia del 5,49 %, dejando al IBEX 35 con una caída acumulada de 399, equivalentes a una minusvalía anual del 4,18 %.

Telefónica. La recuperación de los 7,90 volvió a poner las cosas en su sitio. Mantener mientras siga cerrando por encima de esa cota para los medioplacistas o no pierda los 8,20 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Ha roto con fuerza la cota de los famosos 4,60 que podemos reconvertir en soporte. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 4,60 para los medioplacistas o no pierda los 4,80 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. La ruptura de los 5,90 ha confirmado la figura de vuelta. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,10 para los medioplacistas o no pierda los 6,40 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. No ha podido romper los 5,80 bajando a buscar apoyo. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,60 euros para los medioplacistas o no pierda los 5,70 para los más inquietos.

Repsol. Intentando dejar atrás la importante zona de los trece euros. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 12,60 para los medioplacistas o no pierda los 12,90 euros para los más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

 

Elemento anterior Elemento siguiente