Indicadores

A veces son simples y sencillos como las señales de tráfico y otras en cambio no hay quien los entienda. Lo que parece evidente es que ayudan a moverse por los cada vez más complicados y rápidos caminos de las oscilaciones del mercado.

Durante gran parte del verano la variación del precio del crudo, sin olvidar el cierre de Wall Street, marcaba el rumbo hacia el que solía dirigirse nuestro bolsín, pero últimamente ha sido sustituido por la cotización del Deutsche Bank, y los índices acaban siguiendo el ritmo de su cotización.

Un banco al que me he referido en más de una ocasión, con la mayor exposición mundial a derivados, superando con creces el PIB del planeta, en cifras estratosféricas casi imposibles de calcular y para colmo de males, amenazado por una cuantiosa multa que de no ser reducida supera casi su capitalización y que de no solucionarse arrastraría posiblemente a todo el sector.

Mientras parece que se despejan algunas dudas y aunque las cifras macro invitan a un tímido entusiasmo, las micro siguen crujiendo con su cruda realidad, y el que tenga dudas que se venga una mañana al supermercado del barrio, donde cada vez hay más pobres pidiendo la voluntad.

La apertura con hueco de continuidad bajista, que sigue abierto, complicando el escenario, oscilando la sesión entre el máximo en 8.634 y el mínimo en 8.551, para acabar cerrando en 8.608 puntos. Buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión aunque negativo por seguir alejados de las referencias más interesantes de control.

La recomendación de carácter general ha pasado a ser la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo recuperación de la zona de los 8.700 puntos.

El aspecto técnico ha vuelto a complicarse y al perder la zona de soporte de los 8.700, hemos bajado en busca de los últimos mínimos en torno a los 8.540 puntos, desde donde podríamos iniciar un tímido rebote que para darle consistencia debería recuperar sin problema los mencionados 8.700, ya que en caso contrario estaríamos ante uno de los llamados del "gato muerto", que suelen ser una excelente ocasión de abandonar el mercado en mejores condiciones, sobre todo para todos aquellos que hayan sufrido al ver como aumentaban sus pérdidas.

La pérdida de los 8.540 si que aumentaría los problemas, al crecer el peligro de volver a visitar los 8.200, por eso hay que seguir mirando de reojo a los índices americanos, especialmente a los dieciocho mil del Dow Jones y los 2.100 del SP 500.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

La semana (del 6 al 13 de octubre), finaliza con un retroceso de 149 puntos, que suponen una pérdida del 1,70 %, dejando al IBEX 35 con una caída acumulada de 935, equivalentes a una minusvalía anual del 9,80 %.

Telefónica. Los soportes de ayer son las resistencias de mañana. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 8,60 o recuperación de los 8,80 euros.

Banco de Santander. Intentando sujetarse en la importante zona de los cuatro euros pero cada vez que lo intenta la salida de papel se lo impide. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 3,90 euros.

BBVA. Sigue muy fuerte y de no ser por los bilbaínos y Repsol estaríamos posiblemente visitando los 8.200 puntos del Ibex 35. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,30 para los medioplacistas o no pierda los 5,50 euros para los más inquietos.

Iberdrola. Ha vuelto a visitar el origen de sus movimientos en torno a los 8,80, marcando un mínimo en 5,812, desde donde intenta construir un nuevo rebote, esperemos que más duradero que los anteriores, al haber cerrado en 5,879, sigo considerando válida la referencia de la última semana. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,90 euros.

Repsol. Vencida y superada la resistencia de los 12,60, las acciones de Repsol han alcanzado su último objetivo, al que me refería en el último comentario, el movimiento no ha terminado. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 12,30 para los medioplacistas o no pierda los 12,60 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.