En el alero

El Ibex 35 vuelve a darnos disgustos, situándose en el alero del tejado de los 8.800 puntos, donde ha crecido el musgo esta última temporada y se encuentra especialmente resbaladizo y sensible ante los numerosos acontecimientos que se avecinan.

En plena operación “bikini” el Cómite Técnico Asesor, como si se tratase de un concurso televisivo, ha decidido que tienen que abandonar nuestro índice OHL y Sacyr, dando entrada a Cellnex y Viscofán. La ponderación de todos es casi testimonial, pero suele provocar movimientos importantes en el cortísimo plazo debido al ajuste en las carteras de los fondos referenciados al IBEX 35. Como dato curioso para los aficionados a la estadística, si nos fijamos en el plazo de un año, suelen tener mejor comportamiento los que salen respecto a los que entran.

Las declaraciones del Banco de España tampoco ayudan a la euforia, ya que sus autoridades han debido encontrar alguna bola de cristal en los sótanos de Cibeles para poder afirmar, como hicieron el otro día, que esperan que la bolsa finalice 2016 con unas pérdidas en torno al 20 %. Hay cosas incomprensibles en nuestra querida España que nos hacen ser diferentes y está es una de ellas, pero así están las cosas.

George Soros, cuya opinión me parece bastante más relevante entre otras cosas porque se juega su dinero, tampoco está por la labor, tal vez porque apuesta a que puede triunfar el referéndum del Brexit, y ha declarado que no sólo está cerrando sus posiciones en bolsa obteniendo liquidez, sino que está abriendo posiciones cortas apostando por la continuidad de las caídas.

A nivel local tampoco están las cosas para tirar cohetes, ya que si hacemos caso a los resultados de la encuesta del CIS. Pedro Sánchez será el sereno que tendrá la llave para abrir la puerta al Gobierno, bien de Unidos Podemos o bien del PP, y sinceramente no me lo imagino de vicepresidente en un gabinete presidido por Pablo Iglesias. Si a toda esta incertidumbre unimos la llegada del verano, la verdad es que dan ganas de suscribir un plazo fijo con los restos del naufragio hasta septiembre, aunque sólo obtengamos el 0,10 % de rentabilidad.

La apertura con hueco bajista, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el máximo de los 8.832 y el mínimo de 8.751, para acabar cerrando en los 8.769. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión y perdiendo las referencias de control.

La recomendación de carácter general es la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo recuperación de la zona de los 8.850 puntos.

El aspecto técnico ha vuelto a complicarse, volviendo a ver las referencias por encima de nuestras cabezas, lo que no resulta agradable. La pérdida de los 8.950 – 8.850 puntos, nos aleja de la zona de confort y el escenario no invita al optimismo, ya que todo parece indicar que toca volver a quedarse atrapado entre los 8.500 y los 8.800, al menos hasta que los índices americanos resuelvan que hacer al encontrarse de nuevo ante sus máximos históricos.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 2 al 9 de junio), finaliza con un retroceso de 188 puntos, que suponen una pérdida del 2,10 %, dejando al IBEX 35 con una caída acumulada de 775, equivalentes a una minusvalía anual del 8,12 %.

Telefónica. Le ha costado mantener los nueve euros en algunos momentos de la sesión, consiguiendo cerrar por encima lo que no deja de ser un alivio, ya que la pérdida de ese nivel dispararía, en teoría, las órdenes de venta. Liquidez salvo recuperación de los 9,10 euros.

Banco de Santander. El comentario es muy parecido al de Telefónica cambiando únicamente la referencia de los nueve por la de los cuatro euros. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 4,10 euros.

BBVA. No pudo sujetarse en los 5,80 y baja camino del siguiente soporte en torno a los 5,50 donde esperemos encuentre la fuerza y el dinero suficiente para poder rebotar. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 5,70 euros.

Iberdrola. Ahí sigue intentando junto a Repsol salvar el honor del quinteto. Mantener mientras siga cerrando por encima de los seis euros.Repsol. El único de los cinco en el que tengo que ajustar sus referencias al alza esta semana, lo que no está nada mal aunque sea sólo unas decenas de céntimos. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 11,40 para los medioplacistas o no pierda los 11,60 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre… feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.