Los derechos del Popular

Popular

No me refiero a los derechos que nos ha ido recortando el Partido Popular a golpe de decreto ley durante su mayoría absoluta, ya que daría para varios artículos y me alejaría de la bolsa, sino a lo sucedido con la cotización de los derechos del Banco Popular durante las últimas sesiones.

La ampliación de capital pilló desprevenidos a la mayoría de sus accionistas que vieron como la cotización se despeñaba deshaciéndose como castillos en la arena y muchos de ellos vieron los cielos abiertos al ver que podían deshacerse de los mismos cobrando entre 15 y 16 céntimos, donde estuvo detenido el precio las primeras sesiones de cotización.

Para sorpresa de muchos observadores y participantes en el mercado durante la jornada del jueves la acción ha llegado a cambiar a 1,72 y el derecho a 0,45, sumando 2,17 y logrando alcanzar prácticamente el precio al que cotizaba las jornadas previas a la ampliación. Es decir que los que llenaron las alforjas con los derechos de los “pequeños accionistas” que salieron corriendo las dos primeras sesiones una vez que habían decidido no acudir a la ampliación, han multiplicado su apuesta por tres sin ningún rubor y en apenas cuatro jornadas.

Todo muy legal pero poco ético, en unos mercados dominados por “los trileros sin fronteras” donde los órganos reguladores suelen llegar tarde o brillan por su ausencia. Mención aparte merece la gestión del equipo directivo del Banco, ya que no hay charco ni colonia inmobiliaria en la que no se hayan metido durante todos estos años, arruinando a los pequeños accionistas que confiaban en una entidad que llegó a ser considerado el mejor banco de Europa y que han visto evaporarse el valor de sus acciones, teniendo que asistir atónitos al escandaloso blindaje en los fondos de pensiones de los responsables del desastre y que algunas fuentes valoran en 77 millones de euros, mientras la dilución de la acción en estos años, si incluimos el contrasplit realizado, da porcentajes de risa, de esos que se cuentan con el dedo de una mano.

La apertura plana y con dudas, oscilando la sesión entre el máximo de los 9.056 y el mínimo de 8.907, para acabar cerrando en los 8.957. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión, pero positivo por respetar las referencia de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 8.880 o si no podemos con los 9.000. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de los 8.880 y de los 8.820 puntos respectivamente.

El aspecto técnico, pese al último retroceso, parece que progresa adecuadamente. No pudimos romper los 9.200, (marcando un máximo intradiario en los 9.155) y bajamos a buscar apoyo en torno a los 8.950, retroceso que podemos considerar dentro de la normalidad y mientras sigamos cerrando la semana por encima de los 8.840 puntos, no ve ningún problema en permanecer en el mercado con todas aquellas posiciones de nuestras carteras que sean ganadoras, e incluso poco perdedoras.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 26 de mayo al 2 de junio), finaliza con un retroceso de 121 puntos, que suponen una pérdida del 1,34 %, dejando al IBEX 35 con una caída acumulada de 586, equivalentes a una minusvalía anual del 6,14 %.

Telefónica. Ha vuelto a sacarnos al perder las referencias de control a las que me refería en el último comentario y no hay manera de que rompa el rango entre los 9,10 y los 9,60 en el que lleva atrapada varios meses y que está haciendo las delicias de los que la trabajan buscando ese objetivo. Liquidez salvo recuperación de los 9,30 euros.

Banco de Santander. Intentando no perder el importante soporte de los 4,10, ya que de hacerlo complicaría de nuevo su escenario. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 4,10 euros.

BBVA. Perdió la media docena de euros al cierre, pese a haberlos superado varias veces durante la jornada convirtiéndose en un importante lugar de batalla entre el dinero y el papel. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,80 euros.

Iberdrola. Vuelve a tener problemas en el sprint entre los 6,15 y los 6,30 donde siguen apareciendo síntomas de agotamiento. Mantener mientras siga cerrando por encima de los seis euros.

Repsol. No pudo romper la docena volviendo a la casilla de salida del último movimiento. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 11,30 para los medioplacistas o no pierda los 11,40 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.