Dale más gasolina

El Ibex 35 parece que por fin se ha atrevido a liarse la manta a la cabeza y ante el estrecho rango en que se habían quedado atrapadas las cotizaciones, ha entrado en una especie de estado de gracia, derribando la barrera de los 8.830, dando rienda suelta a sus impulsos alcistas, consiguiendo a ritmo de rap acercarse hasta la cota de los 9.200 puntos, que debería ser en teoría el objetivo de este movimiento.

He comentado en algunas ocasiones, y aunque a toro pasado siempre suele ser más sencillo analizar lo sucedido, que el mercado suele resolver las situaciones como en la que nos encontrábamos casi siempre del mismo modo. Los precios se comprimen durante algunas sesiones y al final suele producirse un movimiento violento en la dirección que rompe primero.

El principal problema es que hasta que ese movimiento se produce, nadie sabe en la dirección que va a hacerlo, por lo que de haber perdido los 8.560 en lugar de haber roto los 8.830, posiblemente estaríamos ahora situados en torno a los 8.160, pese a que verlo desde las alturas de los 9.074 pueda parecer un entretenido ejercicio de bolsa ficción.

La apertura con hueco de agotamiento de subida, que ha quedado abierto complicando el escenario, oscilando la sesión entre el máximo de los 9.101 y el mínimo de 9.020, para acabar cerrando en los 9.079. Buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión, respetando todas las referencia de control.

La recomendación de carácter general ha pasado a ser, (desde la recuperación de los 8.720), la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 8.950 o si no podemos con los 9.200. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de los 8.820 puntos.

El aspecto técnico ha vuelto a mejorar considerablemente, y el hecho de ser capaces por fin de romper los 8.830, nos ha llevado hasta casi los 9.200 puntos que es el objetivo de este movimiento y donde deberíamos dar paso al siguiente, con dos opciones más claras. La primera continuidad alcista hasta los 9.500 para ver si somos capaces de enjugar de una vez por todas las pérdidas anuales. Y la segunda bajar a buscar apoyo en torno a los 8.980 para tomar impulso y volver a intentarlo con un nuevo impulso desde esa cota.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 19 al 26 de mayo), finaliza con un avance de 404 puntos, que suponen una ganancia del 4,66 %, dejando al IBEX 35 con una caída acumulada de 465, equivalentes a una minusvalía anual del 4,87 %.

Telefónica. Volvió a buscar apoyo en el soporte de los 9,10, desde donde ha rebotado con muchas ganas, confirmando su recuperación al dejar atrás los 9,30 euros. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 9,30 para los medioplacistas o no pierda los 9,50 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Volver a cotizar por encima del soporte resistencia de los 4,10 parece que le ha dado de nuevo ganas de marcha. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 4,10 para los medioplacistas o no pierda los 4,30 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. Casi el 8 % en apenas una semana, la verdad es que más rentable que un plazo fijo, asumiendo, (eso sí), que también puede perderse un montón. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,80 para los medioplacistas o no pierda los seis euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. Aguantando en la media docena y con ganas de irse a por los 6,30 con permiso de los 6,10, que parece no tiene problema en concedérselo. Mantener mientras siga cerrando por encima de los seis euros para los medioplacistas o no pierda los 6,10 para los más inquietos.

Repsol. La recuperación del precio del petróleo por encima de los 50 dólares el barril, le ha llevado a acercarse a la docena de euros. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 11,30 para los medioplacistas o no pierda los 11,80 euros para los más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.
AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

  1. Agromenawer says:

    Confiar en la buena fe de instituciones como el FMI o el BCA (mal llamado BCE, es un organismo dependiente de Alemania que sirve a los intereses de Alemania, como se ha demostrado ya hasta la saciedad) a estas alturas es tarea de locos o de muy desinformados. Son instituciones al servicio de los intereses de una minoría muy poderosa, e imponen a los demás unas reglas que ellos mismos se saltan a la torera con nefastas consecuencias. Que los últimos 3 presidentes del FMI, incluida su actual presidenta, estén pendientes de responder ante un juez ya nos da una idea de la catadura moral de esta gente. .