El toro mecánico

Las sesiones vuelven a estar tan animadas, que a veces dan ganas de sacar la vieja gramola, o incluso buscar en “Youtube”, para poner aquella vieja y pegadiza canción que acompañaba nuestras visitas infantiles a la feria, principalmente cuando intentábamos mantenernos agarrados y sin caernos de la montura del toro mecánico… En una tribu apache, jau jau jau, llena de mucho apache, jau jau jau, un indio se me acercó y con su hacha, jau jau jau…mi stop de protección saltó.

Disculpen la comparación pero para los que seguimos día a día la evolución de las cotizaciones, la volatilidad empieza a ser agotadora, no hay manera de acercarse al mercado con normalidad. Hay veces que en lo que tardas entre escribir la orden de compra o de venta y en enviarla al mercado, el precio de la acción con la que querías trabajar ha variado un montón de céntimos, o de puntos si se trata de futuros sobre índices.

Con la llegada de los famosos robots que trabajan desarrollando algoritmos, y que según dicen algunos brókeres, manejan ya más del 60 % del total de la operativa, intradiar se está convirtiendo en una tarea titánica y salvo en contadas excepciones imposible, salvo que tengas la paciencia de enviar la orden y una vez ejecutada, ajustar tanto el objetivo de pérdida como de ganancia, cruzando los dedos para que tarde más de diez minutos en ejecutarse.

Tal y como está el patio, lo mejor es trabajar con precios de cierre de la sesión y si me apuran únicamente con los del cierre semanal, asumiendo que el % que podemos perder de más, lo vamos a ganar con creces en salud física y mental y sobre todo en tranquilidad.

La apertura con hueco de continuidad bajista, que fue afortunadamente cerrado, oscilando la sesión entre el máximo de los 8.787 y el mínimo de 8.582, para acabar cerrando en los 8.663. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión y alejados de la primera referencia de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo recuperación de la zona de los 8.730 puntos.

El aspecto técnico sigue muy complicado, por no decir imposible sobre todo si nos referimos a intentar trabajar la lateralidad en las que nos encontramos. Hay un rango muy amplio entre los 8.200 y los 9.330, en el que llevamos si no me he equivocado en el recuento 59 sesiones. Y otro más estrecho entre los 8.560 y los 8.840, en el que no terminamos de definir sumando con la de hoy, siete jornadas atrapados en ese rango.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 5 al 12 de mayo), finaliza con un retroceso de 26 puntos, que suponen una pérdida del 0,30 %, dejando al IBEX 35 con una caída anual de 881, equivalentes a una minusvalía del 9,23 %.

Telefónica. La noticia de la posible compra de O2 por un consorcio de fondos de capital riesgo le ha dado alas, ayudando a recuperar su zona crítica. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 9,40 euros.

Banco de Santander. Se ha quedado atrapada en un jugoso lateral, entre los 3,95 y los 4,10, que está haciendo las delicias de los jornaleros más inquietos, siempre y cuando no les pille con el paso cambiado. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 4,10 euros.

BBVA. Buscando suelo y a este paso hasta novio, porque no es normal el tute que le están dando y eso que suele frenar sus caídas en torno a los 5,40. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 5,60 euros.

Iberdrola. Se recomienda sola, como suelen decir los aficionados a los refranes bursátiles, dejo el comentario de la semana pasada porque continúa siendo válido. Normalmente funciona como valor refugio en días de tormenta y parece que sigue encantada con su papel. Mantener mientras siga cerrando por encima de los seis euros.

Repsol. Parece que no quiere perder sus ganas de marcha por lo que me limito a ajustar unos céntimos sus referencias de control. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 11,10 para los medioplacistas o no pierda los 11,40 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.