Enjugando pérdidas

El Ibex se ha puesto, por fin, las pilas, y emulando a Proust, intenta recuperar no sólo el tiempo, sino también los euros perdidos en un ejercicio que está dejando mucho que desear y en el que el desánimo continúa afectando a numerosos inversores.

No está el país para muchas alegrías y los españolitos nos confesamos con Hacienda en plena campaña de la declaración de la Renta, que por cierto ha disminuido notablemente su dificultad, sobre todo si la realizamos por Internet. Y en nuestra simplicidad nos quedamos encantados cuando sale a devolver, olvidando que cuando es así, es por el pastón que hemos adelantado a través de las retenciones de nuestras nóminas, por supuesto a interés cero.

En cualquier caso, confesarnos con Hacienda mientras escuchamos el aluvión, convenientemente dosificado por los medios que disponen de la exclusiva, de noticias procedentes de los llamados “Papeles de Panamá”, no invita precisamente a hacerlo con entusiasmo. Entre otras cosas porque se están convirtiendo en la radiografía casi perfecta, de un régimen que podemos definir sin temor a equivocarnos como “El Paraíso de la Corrupción”, aunque algunos nostálgicos prefieran seguir llamándole “La Modélica Transición”

La apertura con hueco de continuidad alcista, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el máximo en 9.218 y el mínimo de 9.120, para acabar cerrando en 9.197. Buen cierre por hacerlo cerca de los máximos de la sesión y alejados de las referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 8.940 o si no podemos con los 9.310 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 8.780 y de los 8.740 puntos respectivamente.

El aspecto técnico sigue mejorando y estamos llegando a la parte alta del escalón en el que nos encontramos (8.800 – 9.300), y por tanto al objetivo del movimiento y a donde deberíamos definir el siguiente, que como siempre tiene dos posibilidades. Una: continuidad alcista hacia los 9.780. Y dos: búsqueda de apoyo en torno a los 8.940 para consolidar los avances y volver a intentarlo en un segundo ataque, y como acostumbro a mojarme es por la opción que me inclino.

En cualquier caso la recuperación ha sido muy rápida por lo que en ningún caso dejaría que volvieran a evaporarse los beneficios y para ello nada mejor que ajustar los stops de ganancias hasta donde nuestros nervios y nuestra cartera consideren más oportuno.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 14 al 21 de abril), finaliza con un avance de 336 puntos, que suponen una ganancia del 3,79 %, dejando al IBEX 35 con una caída anual de 347, equivalentes a una minusvalía del 3,64 %.

Telefónica. Tras las dudas de los primeros días por las noticias relacionadas con la venta de ONO, ha recuperado la senda alcista con un nuevo intento de recuperar la decena. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 9,60 para los medioplacistas o no pierda los 9,80 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Caminito de los 4,50 donde se la vuelve a jugar llamando de nuevo a la puerta del castillo. Toc toc. ¿Quién es? Mantener mientras siga cerrando por encima de los cuatro euros para los medioplacistas o no pierda los 4,30 para los perfiles más inquietos.

BBVA. Echando el resto para dejar rezagado a su colega de aventuras, con tanto ímpetu, que parece de Bilbao. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,90 para los medioplacistas o no pierda los 6,40 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. Ha intentado recuperar los 6,10, pero la salida de papel debido a la rapidez del último impulso y a la recogida de beneficios ha impedido romper la resistencia, al menos con el primer toque. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,90 para los medioplacistas o no pierda los seis euros para los perfiles más inquietos.

Repsol. Impresionante como está recuperándose de las últimas caídas, para delicia de los que se incorporaron con las últimas señales de entrada y tranquilidad de los numerosos ahorradores pillados. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 10,30 para los medioplacistas o no pierda los 11,10 euros para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.