Cierre trimestral

Pese al espejismo que supone haber finalizado marzo con un beneficio del 3,09 %, que no está nada mal, sobre todo si lo comparamos con la rentabilidad de los plazos fijos situada en torno al 0,10 %, y con noticias cada vez más creíbles de que en algunos países como Japón, las entidades financieras van a empezar a cobrar por los depósitos de sus clientes. El panorama bursátil no puede ser más desolador.

Hemos terminado el primer trimestre del ejercicio con una caída del 8,60 %, encadenando el cuarto con caídas, que ha llevado a evaporarse la friolera del 24,29 % si nos remontamos al 31 de marzo de 2015 cuando el IBEX cerraba en los 11.521,10 puntos.

El problema es que no hay razones para el optimismo y salvo las proclamas de los siempre alcistas y algunos gestores de fondos, que intentan capear como pueden el temporal, nada invita a un cambio del panorama, al menos en el corto plazo, ya que tanto el aspecto técnico, como el fundamental, sin olvidar el internacional o el político local, no alumbran la esperanza.

El dato del déficit, no por esperado, menos mazazo, unido a la incapacidad de los representantes políticos para formar Gobierno parece que nos lleva hacia otras elecciones. Y no es extraño que nadie quiera gobernar porque a los que le toque hacerlo tras el próximo recuento van a tener que aplicar tales medidas de ajuste, si siguen las exigencias de la Troika, que van a crujir a la mayoría de sus votantes.

Hay una frase atribuida a John Adams, Presidente de Estados Unidos entre 1796 a 1800, en la que decía que: “Hay dos formas de conquistar a una nación, una es con la espada, la otra con la deuda”. Es posible que entre el desastre de la gestión de Zapatero aumentándola en 350 mil millones de euros, y la de Rajoy rematándola con otros 300 mil, algunos de nuestros nietos y biznietos acaben reescribiendo “La cabaña del tío Paco”.

La apertura con hueco de agotamiento de subida, que sigue abierto complicando el escenario, oscilando la sesión entre el máximo en 8.827, y el mínimo de 8.698, para acabar cerrando en 8.723. Muy mal cierre trimestral por hacerlo por debajo de la media de la sesión y de la importante referencia de los 8.780 puntos.

La recomendación de carácter general ha pasado a ser la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo recuperación de la zona de los 8.780 puntos.

El aspecto técnico sigue cada vez más tocado y es lógico, ya que ante la posibilidad de sujetarnos en el escalón superior, situado entre aproximadamente los 8.780 y los 9.500 puntos, hemos resbalado al peldaño inferior por lo que no me extrañaría volver a visitar el soporte de los 8.200 durante las próximas sesiones, haciendo un nuevo refrán que diga algo así como: en abril, sustos mil.

Seguiría siendo por tanto muy prudente y selectivo, sin olvidar que ver los toros desde la barrera, a veces también es una buen opción, ya que evita sustos y desgarros en los ahorros cada vez más escasos que van quedando en las carteras.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 24 al 31 de marzo), finaliza con un retroceso de 67 puntos, que suponen una pérdida del 0,76 %, dejando al IBEX 35 con una caída anual de 821, equivalentes a una minusvalía del 8,60 %.

Telefónica. Ha sido curioso como la noticia de que Alierta pasaba a un segundo plano, llevó la cotización desde los 9,70 a buscar la resistencia de los 10,10, donde volvió a salir abundante papel, acumulando un beneficio superior al 4 % en un par de sesiones. Mantener mientras siga cerrando por encima de los cercanos 9,80 euros.

Banco de Santander. Resbalando por el tobogán. Liquidez salvo recuperación de la zona de los cuatro euros.

BBVA. Si los comodines del Ibex no funcionan, no hay manera de tirar del carro. Liquidez salvo recuperación de la zona de los seis euros.

Iberdrola. Esta semana nos ha fallado hasta el “último de Filipinas”, lo que suele ser un síntoma preocupante. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 5,90 euros.

Repsol. Ha perdido la coya de los diez euros y empieza a tener serios problemas para recuperarlos, por lo que dejo su referencia sin modificar para esta semana. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 10,20 euros.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.