El rellano

Seguimos subiendo por la escalera de la recuperación, peldaño a peldaño, con mucho esfuerzo y sin olvidar aquella frase que dice: “En la bolsa normalmente se sube por la escalera y se baja saltando por la ventana o cayendo por el hueco del ascensor”.

Hay ganas de intentar olvidar tres meses horribles en los que si añadimos el 4,02 % que perdió el IBEX 35 en febrero, acumula desde el 30 de noviembre, unas pérdidas del 19,76 %, que se ha llevado por delante no sólo el efecto riqueza, sino los viajes, estudios y sueños consumistas de más de uno.

En cualquier caso es pronto para echar las campanas al vuelo, ya que podríamos estar únicamente ante un rebote técnico, por lo que seguiría siendo muy prudente. Los datos que vienen de Brasil no invitan precisamente al optimismo, hay que tener en cuenta que allí desarrollan su actividad las empresas del índice más importantes, y para colmo de males, en USA hay mucho miedo a una posible recesión.

La situación sigue complicada y más con la incertidumbre generada por la situación política ante la incapacidad que tienen nuestros “representantes” para ponerse de acuerdo, con el peligro que tiene que a medida que pasa el tiempo, los ciudadanos vamos viendo que el país sigue funcionando estupendamente sin Gobierno, llegando a la conclusión de que estaríamos dispuestos a pagarles sus salarios, incluyendo dietas y desplazamientos con la única condición de que no hicieran nada y nos dejaran trabajar desarrollando nuestros proyectos sin ponernos tantas trabas y sin freírnos a impuestos.

La apertura con hueco de continuidad alcista, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el máximo en 8.812, y el mínimo de 8.692, para acabar cerrando en 8.767. Buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión, respetando interesantes referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 8.530 o si no podemos con los 8.820 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 8.400 y de los 8.310 puntos respectivamente.

El aspecto técnico vuelve a mejorar, la consolidación de la frontera de los 8.200 nos ha llevado hasta el objetivo de los 8.800, (máximo 8.812), a los que me refería en el último comentario, y es donde deberíamos definir el siguiente movimiento, enfrentándonos a dos posibilidades, una de agotamiento bajando a buscar apoyo en torno a los 8.500 y otra de continuidad alcista, subiendo al escalón superior, situado entre los 8.800 y los 9.400 puntos.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 25 de febrero al 3 de marzo), finaliza con un avance de 551 puntos, que suponen una subida del 6,71 %, dejando al Ibex 35 con una pérdida de 777, equivalentes a una minusvalía anual del 8,14 %.

Telefónica. Por fin fue capaz de ir más allá de los 9,60 y ahora se enfrenta a la decena donde debería realizar la prueba de esfuerzo viendo si está en condiciones de continuar su escalada. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 9,30 euros para los medioplacistas o no pierda los 9,60 para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Cualquiera que hubiera dicho hace unos meses a sus números accionistas que iban a alegrarse por recuperar los cuatro euros, hubiera sido tratado como un demente y en esas estamos. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 3,70 para los medioplacistas o no pierda los cuatro euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. La recuperación de los 5,50 a los que me refería la semana pasada volvía a hacerle titular del equipo y conseguir doblar la media docena de euros le ayuda a consolidar los avances. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,70 euros para los medioplacistas o no pierda los 6,10 para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. Si estos meses de atrás era el buey que tiraba más del carro, ahora se ha tomado un descanso subiéndose al coche escoba. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,90 euros.

Repsol. Ha tenido un comportamiento espectacular durante la semana aunque desgraciadamente, para la mayoría de sus sufridos accionistas, ha sido para recuperar pérdidas en lugar de para acumular beneficios. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 9,30 euros para los medioplacistas o no pierda los 10,30 para los perfiles más inquietos.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.