La frontera

repsol

"En el límite del bien, en el límite del mal, te esperaré en el límite del bien y del mal"... es la letra de una de las canciones de La Frontera, uno de los muchos grupos que surgieron en la década de los 80, una vez iniciada la movida madrileña y que consiguieron perdurar con su música pegadiza, incluyendo algunas de sus estrofas, en el recuerdo colectivo.

Hoy viene a cuento porque el Ibex 35, se ha quedado suspendido de nuevo, sobre el alambre de la frontera de los 8.200 puntos, haciendo equilibrios para no precipitarse al vacío como un funambulista trabajando sin red, mientras los gurús del mercado y los analistas de postín, no terminan de ponerse de acuerdo, sobre cuáles pueden ser los movimientos de los próximos meses, lo que podría suceder, barruntando tan pronto los once mil como los seis mil puntos sin excesivos argumentos para justificar esos posibles movimientos, a veces con tanta pasión y extremismo, que parece que se ha copiado lo peor de la política.

El caso es que la lucha sigue ahí, entre bajistas y alcistas, osos y toros, eufóricos y catastrofistas, fundamentales y técnicos, sin que nadie consiga ponerse de acuerdo y cada uno vaya dando su opinión. Lo único que parece confirmarse, al menos por los casi dos meses que llevamos de ejercicio, es que la volatilidad ha venido para quedarse y que las variaciones salvajes de las cotizaciones, invitan a acercarse al mercado, más como jugador de primitiva, o aficionado a las carreras de galgos, que como inversor, salvo que sigamos las enseñanzas de Kostolanny, cuando recomendaba: comprar ahora, olvidándose de la inversión y tomando unas pastillas para dormir durante los próximos veinte años.

La apertura con hueco de continuidad alcista, que sigue abierto, consolidando el escenario, oscilando la sesión entre el máximo en 8.260, y el mínimo de 8.103, para acabar cerrando en 8.215. Buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión, respetando la importante referencia de los 8.200 puntos.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 8.180 o si no podemos con los 8.480 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 8.100 y de los 7.920 puntos respectivamente.

El aspecto técnico continúa prácticamente igual y la clave sigue siendo ser capaces de respetar como soporte la importante zona de los 8.200 donde nos la jugamos. Su pérdida debería volver a llevarnos en busca de apoyo hacia los 7.920 y por contra, su consolidación abre la puerta del camino hacia los 8.800, con permiso de los 8,500, donde podríamos situar la siguiente zona de resistencias importantes.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

La semana (del 18 al 25 de febrero), finaliza con un retroceso de 80 puntos, que suponen una bajada del 0,97 %, dejando al Ibex 35 con una pérdida de 1.329, equivalentes a una minusvalía anual del 13,92 %.

Telefónica. Se ha metido, al igual que la mayoría de sus colegas en un movimiento lateral del que no es capaz de salir, situado entre aproximadamente los 8,60 y los 9,60 euros. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 9,20 euros para los medioplacistas o no pierda los 9,40 para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. No termina de encontrar su ritmo de baile y tampoco parece que sea capaz de encontrar una cama elástica desde la que rebotar. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 3,50 euros.

BBVA. Todavía más débil que su colega de aventuras y sin encontrar sus alas ni disfrazándose en Carnaval. Liquidez salvo recuperación de la cercana zona de los 5,50 euros.

Iberdrola. Parecía que no iba a ser de sujetarse en sus niveles de referencia pero a última hora ha vuelto a dar el do de pecho. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,90euros.

Repsol. Entre la publicación de los anunciados resultados y las oscilaciones del precio del petróleo su cotización se ha convertido en un sin vivir, ha llegado a cruzarse durante la sesión entre un mínimo en 8,46y un máximo en 9,26, y así, sinceramente, no se puede trabajar y mucho menos invertir. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 8,80 euros.

Como siempre, feliz semana y mucha suerte en la bolsa y en la vida.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación