Temporada de invierno

Bolsa

La nieve ha llegado a las pistas del Ibex 35 y las cotizaciones se deslizan por sus laderas en descenso libre haciendo graciosas piruetas, arrastrando en su caída todos los soportes que encuentran a su paso.

Parece que este año el famoso "Rally de Navidad" vuelve a brillar por su ausencia, tal vez porque las carreteras al estar atascadas con las cada vez más numerosas caravanas electorales no se pueda celebrar. Y hasta el roscón de Reyes, aunque falte tiempo, ha sido sustituido por "el bizcocho" de la cuesta de diciembre, ya que tendría que bucear en mis apuntes varios años para intentar encontrar, suponiendo que exista, otro fin de ejercicio en el que los números rojos se encadenaran durante ocho sesiones, sin darnos desde el pasado 30 de noviembre, ni una jornada de respiro.

La apertura con hueco bajista, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el máximo en los 9.872, y el mínimo de los 9.719, para acabar cerrando en los 9.778 puntos. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión y alejados de las referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo recuperación de la zona de los 9.980 puntos.

El aspecto técnico continúa cada vez más deteriorado y la pérdida de los famosos diez mil ha complicado todavía más el escenario. El único clavo ardiendo al que sujetarnos ha sido el doble suelo realizado en las sesiones del miércoles y jueves en torno a los 9.710 y que debería ayudar a realizar un pequeño rebote, que sería de los llamados del "gato muerto" salvo que consiguiéramos dejar atrás la cota de los 9.980 puntos.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

La semana (del 3 al 10 de diciembre), finaliza con un retroceso de 314 puntos que suponen una bajada del 3,11 %, dejando al Ibex 35 con una pérdida de 501, equivalentes a una minusvalía anual del 4,87 %.

Telefónica. Expulsado de los once euros, continúa buscando suelo, con el problema añadido que normalmente los soportes perdidos acaban transformándose en resistencias. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 11,10 euros.

Banco de Santander. Ha dejado de jugar al cinquillo y cada vez son más los gestores de fondos que no ven nada clara su evolución tanto en el corto como en el medio plazo. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 4,80 euros.

BBVA. Otro valor tocado que ha ido perdiendo una tras una todas sus zonas de soporte. Esperemos que en torno a los 7,10 haya encontrado por fin la cama elástica desde la que rebotar. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 7,30 euros.

Iberdrola. El único de los cinco que consigue mantener el tipo y la cotización, aunque la cercanía de los 6,60 frena sus avances provocando salida de papel. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,40 para los medioplacistas o no pierda los 6,50 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol. Hacía tiempo que no tenía que rebajar un euro la referencia de control para un valor y acabo de hacerlo respecto al comentario de la última semana. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 11,10 euros.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación