El defraudador

Bolsa

Imagino que Mario Draghi cumplirá religiosamente con sus obligaciones tributarias pero hoy ha defraudado, y de qué manera, las expectativas de los mercados, que confiaban en que iba a seguir sujetando el andamio. Ha bastado mantener el límite mensual de compra de deuda en los 60 mil millones de euros mensuales, pese a ampliar el campo de compra a las ciudades y regiones, y pese a mostrar su voluntad de seguir ayudando, cueste lo que cueste pero sin pasarse, para que las órdenes de venta hayan inundado las mesas de negociación de los brókeres, provocando una espectacular caída en los índices y mayoría de valores, allanando de paso el camino para que Yellen inicie la subida de tipos al otro lado del Atlántico.

La encuesta del CIS pese a dejar el resultado electoral bastante incierto, ayuda a disipar las dudas sobre el "efecto elecciones" ya que las posibles coaliciones según los datos serían bastante bien vistas por los mercados al pivotar las dos posibilidades más probables en torno al Partido Popular, bien con el PSOE o bien con Ciudadanos; mientras que el posible tripartito PSOE, Ciudadanos, Podemos sería la única posibilidad capaz de generar más dudas y caídas. En cualquier caso me da la impresión que este año, vamos a ser muchos los gestores y pequeños inversores, que cerraremos el ejercicio en la sesión del viernes 18, coincidiendo con la sesión de vencimientos trimestrales.

La apertura plana y con dudas, oscilando la sesión entre el máximo en los 10.476, y el mínimo de los 10.083, para acabar cerrando en los 10.092 puntos. Mal cierre por hacerlo cerca de los mínimos de la sesión, perdiendo las referencias de control.

La recomendación de carácter general pasa a ser la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo recuperación de la zona de los 10.260 puntos.

El aspecto técnico sigue igual y pese a la volatilidad de la sesión no ha cambiado nada, ya que seguimos atrapados dentro del mismo rango lateral al que me he referido en numerosas ocasiones, situado entre los diez mil y los 10.600 puntos, con un interesante pivote de control en torno a los 10.260 puntos, del que hemos vuelto a quedarnos descolgados.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

La semana (26 de noviembre al 3 de diciembre), finaliza con un retroceso de 239 puntos que suponen una bajada del 2,32 %, dejando al Ibex 35 con una pérdida de 187, equivalentes a una minusvalía anual del 1,82 %.

Noviembre finalizó con un tímido avance del 0,25 %.

Telefónica. Parecía que iba a recuperar la docena de euros para tomarse las matildes como las uvas, pero al final nuestro gozo en un pozo como dice el refrán. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 11,60 euros.

Banco de Santander. Si el error con el tema del "core capital" de Bruselas le llevó a visitar la semana pasada los 4,95 euros, hoy con Draghi ha ido a buscar el mismo suelo, que esperemos vuelva a funcionar como cama elástica. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 5,10 euros.

BBVA. No pudo sujetarse en los ocho y se ha dado un importante resbalón. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 7,80 euros.

Iberdrola. Casi llegó a los 6,80 que comentábamos en el último comentario y sigue siendo el más fuerte de los cinco. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,40 para los medioplacistas o no pierda los 6,50 euros para los más inquietos.

Repsol. No pudo ser y además dicen que de donde no hay, no se puede sacar....petróleo. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 12,10 euros.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación