Moco de pavo

Los encargados de los templos de las mercancías aplauden satisfechos la colonización americana que lentamente va imponiendo sus costumbres ante el júbilo de la multitud enloquecida, dispuesta a adelantar sus compras navideñas celebrando la ceremonia del consumo, de la confusión y de lo que haga falta, tal vez por aquello de que sólo se vive una vez.

No contentos con normalizar el “Halloween”, ahora sugieren y casi imponen el “Black Friday”, por lo que ya es solo cuestión de tiempo que acabemos asando el pavo el cuarto jueves de noviembre, festejando el “Thanksgiving day 2016”. Aunque este año con el tema electoral del 20D igual no hubiera sido mala idea adelantarlo, evitando de paso alguna trifulca familiar.

Mientras la caída de Abengoa, aplastada por deudas imposibles como crónica de una quiebra anunciada, arrastra al sector bancario nacional con una exposición entre todos de unos 3.640 millones de euros en la empresa que va camino del concurso de acreedores lo que no es moco de pavo.

La apertura con hueco alcista, que sigue abierto consolidando el escenario, oscilando la sesión entre el mínimo en los 10.174, y el máximo de los 10.352, para acabar cerrando en los 10.332 puntos. Buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión y por haber vuelto a recuperar interesantes referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 10.250 o si no podemos con los 10.500 puntos. Los moderados y conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 10.250 y de los 10.180 puntos.

El aspecto técnico sigue muy parecido al del último comentario: atrapados en un rango lateral muy amplio, entre los diez mil y los 10.600 puntos, en el que hay que prestar especial atención a las zonas de los 10.250 y de los 10.340, por ser las cotas claves donde nos la jugamos, al ser donde se producen las batallas más salvajes entre el papel y el dinero para ver quién es al final el que consigue llevarse el agua a su molino.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 19 al 26 de noviembre), finaliza con un retroceso de 22 puntos que suponen una bajada del 0,22 %, dejando al Ibex 35 con una ganancia de 53, equivalentes a una plusvalía anual del 0,51 %.

Telefónica. Casi nunca le sienta bien el descuento del dividendo y esta vez tampoco ha roto la racha que le ha llevado a buscar la zona de apoyo en torno a los 11,30 – 11,40, desde donde afortunadamente ha rebotado con fuerza. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 11,60 euros.

Banco de Santander. El error con el tema del “core capital” desde Bruselas le llevó a visitar los 4,95 y menos mal que rectificaron a tiempo, dando una buena oportunidad de subirse al carro. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,10 euros.

BBVA. Igualico igualico que su vecinito cántabro pero con los 7,60 en lugar de con los 4,95. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 7,80 euros.

Iberdrola. Tiene ganas de irse a por los 6,80 incluso siete euros y parece que entrena en su cama elástica. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,40 para los medioplacistas o no pierda los 6,60 euros para los más inquietos.

Repsol. Por fin parece que retoma la senda alcista de los elefantes aunque lo haga con paso de tortuga. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 12,10 para los medioplacistas o no pierda los 12,30 euros para los perfiles más inquietos.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.