La realidad y el deseo

Bolsa

Debería pedir disculpas a los herederos de Cernuda (Don Luis), por utilizar el título de uno de sus libros de poemas para encabezar un comentario sobre bolsa, pero es lo que ha sucedido esta semana.

El deseo al que nos referíamos en el último comentario, de un posible rebote hasta los 10.050 puntos se ha hecho realidad y encima con propina que nos ha llevado a acariciar la cota de los 10.300.

El pesimismo de los ahorradores sobre la posible evolución de la economía y los numerosos frentes abiertos ha pasado a transformarse en alegría en apenas cinco sesiones y ni tanto ni tan calvo.

Si bien es cierto que la sobreventa, unida al doble suelo que se produjo la semana pasada en torno a los 9.230 - 9.260 puntos, y principalmente al cierre apresurado de las posiciones cortas, dio paso al llamado "efecto chimenea" del que he hablado en alguna ocasión, que nos ha llevado en volandas hasta los 10,290 recuperando más del 10 % en apenas cinco sesiones.

La apertura con hueco de agotamiento de subida, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el mínimo en los 10.063, y el máximo de los 10.190, para acabar cerrando en los 10.181 puntos. Muy buen cierre por hacerlo marcando casi los máximos de la sesión y por haber recuperado numerosas referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.940 o si no podemos con los 10.290 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 9.940 y de los 9.840 puntos respectivamente.

El aspecto técnico sigue mejorando y una vez conseguido el objetivo de acercarnos a los 10.270 puntos, damos paso al siguiente movimiento, que debería ser bien de continuidad alcista si conseguimos superar los 10.300, hacia los 10.650, o bien si no somos capaces de pasarlos en el segundo intento, búsqueda de apoyo en torno a los 9.960 para definir desde ahí el siguiente impulso. Desgraciadamente y pese a llevar ya más de veinte años observando los vaivenes de la bolsa, sigo sin saber lo que hará primero el mercado.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

La semana (del 1 al 8 de octubre), finaliza con un avance de 614 puntos que suponen una ganancia del 6,42 %, dejando al Ibex 35 con una pérdida de 93 equivalentes a una minusvalía anual del 0,96 %.

Telefónica. Ha conseguido recuperar la zona de los 10,80 y parece que tiene ganas de seguir subiendo. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 11,10 para los medioplacistas o no pierda los 11,30 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. No sólo ha superado los cinco euros sino que se enfrenta ahora a su antiguo soporte de los 5,30, transformado en resistencia. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 4,90 para los medioplacistas o no pierda los 5,10 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. También con ganas de bailar, como la vicepresidenta, y eso que descuenta ocho céntimos del dividendo. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 7,60 para los medioplacistas o no pierda los 7,80 euros para los más inquietos.

Iberdrola. Lo malo de aguantar mejor las caídas y ser valor refugio, es que se contiene también en las subidas. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,90 para los medioplacistas o no pierda los 6,10 euros para los más inquietos.

Repsol. Su cotización ha subido estos días como si fuera una bolsa de petróleo recién pinchada. Como diría Jesulín en dos palabras: im presionante. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 11,20 para los medioplacistas o no pierda los 12,20 euros para los perfiles más inquietos.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación