Cuesta abajo y sin frenos

Todo es mentira, o si prefieren nada es verdad, que suena más suave. El caso es que el asunto del truco en los motores de Volkswagen para disimular la contaminación en el caso de ser controlados, ha sido la puntilla para unos mercados que venían dando desde hace tiempo señales de debilidad.

La credibilidad es fundamental para la confianza y sin confianza en un proyecto o empresa nadie invierte sus ahorros; eso sin olvidar que la industria del motor en Alemania, es comparable por su importancia a la financiera en Gran Bretaña o a la del turismo en España.

Se calcula, aunque falta conocer todavía muchos datos, que el truco ha afectado a unos once millones de coches en todo el mundo y que de haber tenido que hacer los arreglos oportunos en los vehículos para adaptarse a la legislación vigente les hubiera supuesto un coste superior a los 600 euros en cada uno de ellos.

Aunque la cifra asuste, no es nada si la comparamos con la multa que les va a caer en Estados Unidos, y con los más de 25 mil millones de euros que se han volatilizado con el descenso de su cotización durante las últimas jornadas, llevándose por delante los ahorros de muchos pero también la "Marca Alemania" que ha quedado tocada para siempre en lo que se refiere a honradez, seriedad y fortaleza.

La apertura plana y con muchas dudas, oscilando la sesión entre el mínimo en los 9.231, y el máximo de los 9.540, para acabar cerrando en los 9.291 puntos. Mal cierre por hacerlo cerca de los mínimos de la sesión y alejado de todas las referencias de control.

La recomendación de carácter general, tras la pérdida de todas las referencias de control de la pasada semana, es la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo recuperación de la zona de los 9.680 puntos.

El escenario técnico se ha deteriorado y los soportes han ido saltando sin miramientos uno tras otro, con el problema añadido, que una vez transformados en resistencias deberían ser difíciles de recuperar, al menos al primer intento. La cota de los 9.200 se convierte en el próximo clavo ardiendo al que sujetarnos, siempre y cuando la presión del papel no se lo lleve también por delante.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

La semana (del 17 al 24 de septiembre), finaliza con un retroceso de 815 puntos que supone una pérdida del 8,06 %, dejando al Ibex 35 con una caída de 988 equivalentes a una minusvalía anual del 9,61 %.

Telefónica. No termina de encontrar su lugar en el mundo por lo que ajustamos sus referencias. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 11,20 euros.

Banco de Santander. No pudo sujetarse en los cinco euros y ha caído por la catarata camino de vaya usted a saber dónde. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 5,90 euros.

BBVA. Esta vez no le han frenado ni los famosos 7,70. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 7,60 euros.

Iberdrola. Ha soportado bastante bien la riada. Tal vez por ser el más bajito. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 5,80 euros.

Repsol. Sin palabras porque lo veo todo negro. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 10,50 euros.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.