La esperada corrección

Llegó por fin los que muchos temían y algunos esperaban. Una vez perdidos los soportes en los índices americanos y ante los numerosos frentes abiertos, los gestores han optado por lo más sencillo, recoger los beneficios antes de que se evaporen y los pajaritos acaben con la cada vez más menguada cosecha del 2015.

Los problemas con las divisas, la más que posible subida de tipos en Estados Unidos antes de que finalice el presente ejercicio, el deterioro técnico de la mayoría de los índices, sin olvidar la gran bola de deuda griega, son razones más que suficientes para que al grito de....vended, vended malditos, todos hayan optado por lo más sencillo. Para contrarrestar el pesimismo únicamente el vencimiento de mañana viernes y la bajada del precio del petróleo que continúa casi en caída libre invitan al optimismo de un posible rebote que espereremos al menos que no sea de los lllamados del "gato muerto".

La apertura con hueco bajista, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el mínimo en los 10.564, y el máximo de los 10.797, para acabar cerrando en los 10.587 puntos. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión y alejados de las referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo apoyo en la zona de los 10.450 o recuperación de los 10.890 puntos.

El aspecto técnico sigue todavía más complicado que en el último comentario, encerrados y sin definir entre las referencias mencionadas (10.450 - 10.890), por lo que seguiría siendo muy prudente hasta conseguir romper ese rango.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

La semana (del 13 al 20 de agosto), finaliza con un retroceso de 361 puntos que supone una pérdida del 3,30 %, dejando al Ibex 35 con un beneficio de 307 equivalentes a una plusvalía anual del 2,99 %.

Telefónica. No ha conseguido frenar en sus soporte situado en torno a los 13,50, por lo que no queda más remedio que buscarle nuevas referencias. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 12,60 o recuperación de los 13,30 euros.

Banco de Santander. La pérdida de la importante cota de los 5,90 euros ha complicado enormemente su escenario. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 5,90 euros.

BBVA. No ha podido soportar su último soporte y baja buscando suelo desde el que intentar rebotar. Liquidez salvo recuperación de los 8,80 euros.

Iberdrola. Es el único de los cinco que esta semana ha aguantado el temporal y al cerrar en 6,273 podemos dejar intacta por aproximación su cota de control. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,30 euros.

Repsol. La cotización se precipita por la cascada a la misma velocidad que desciende el precio del crudo. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 14,40 euros.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.