La fiesta de Yuan

La canción del verano que más ha sonado esta semana, hace recordar a algún antiguo éxito de hace años, cuando todos salían bailando contentos con alguna copa de más, pero en este caso la llamada por algunos "guerra de las divisas", ha vuelto a provocar nerviosismo en el mercado con las consiguientes órdenes de venta, que han llevado a muchos valores por debajo de sus soportes más importantes.

La inesperada devaluación del yuan respecto al dolar ha provocado el alza del euro, entre otros "efectos mariposa", que unido al barrido de stops por parte de las máquinas robots, ya que muchos operadores e inversores particulares, dejan protegidas al irse de vacaciones sus posiciones con este tipo de órdenes ha hecho el resto, y la liquidez o el cash como dicen los modernos vuelve a ser un divino tesoro en estos extraños tiempos.

Mientras, avanza agosto y entre incendios provocados, corrupción y asesinatos machistas volvemos a ser la crónica de una España más digna de recuperar El Caso, que de modernizarse, educarse, respetarse y democratizarse de una vez.

La apertura con hueco alcista, que sigue abierto, oscilando la sesión entre el mínimo en los 10.938, y el máximo de los 11.057, para acabar cerrando en los 10.947 puntos. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión, y por no haber conseguido recuperar ninguna de las referencias de control.

La recomendación de carácter general ha pasado a ser la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo apoyo en la zona de los 10.440 o recuperación de los once mil puntos.

El aspecto técnico ha vuelto a deteriorarse pasando a ser lateral bajista dentro del rango mencionado (10.440 - 11.000), por lo que seguiría siendo muy prudente y selectivo hasta conseguir romper alguna de esas barreras, que deberían ayudar a definir el siguiente movimiento.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos":

La semana (del 6 al 13 de agosto), finaliza con un retroceso de 306 puntos que supone una pérdida del 2,72 %, dejando al Ibex 35 con un beneficio de 668 equivalentes a una plusvalía anual del 6,50 %

Telefónica. La cercanía de los 14,30 ha empezado a poner nerviosos a numerosos operadores que han preferido recoger los beneficios de las últimas semanas. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 13,50 o recuperación de los 13,80 euros.

Banco de Santander. Parecía que rompía la zona de resistencia pero tras cerrar una sesión en la importante cota de los 6,30, la salida de papel le ha dejado tambaleándose en el límite de la media docena de euros. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 6,20 euros.

BBVA. Ha perdido las referencias de control aunque el hecho de no perder la barrera de los nueve pueda considerarse señal de fortaleza. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 8,80 o recuperación de los 9,10 euros.

Iberdrola. Superar la barrera de los 6,50 parece que empiezan a ser palabras mayores, al menos sin un descanso previo. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,30 euros.

Repsol. La pérdida de la cota de los quince euros sigue complicando el escenario y la caída del precio del crudo no le ayuda en su búsqueda de suelo. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 15,10 euros.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.