El monstruo del lago Ness

Los operadores y bolsistas se relajan sumergiéndose en las refrescantes aguas de nuestras playas, ríos o lagos, olvidando que hace apenas dos semanas, Grecia y los problemas relacionados con el posible impago de su deuda, estuvieron a punto de llevarse por delante todas las plusvalías acumuladas a lo largo del ejercicio. Y aunque como el monstruo del lago Ness, puede reaparecer en cualquier momento como disculpa para recoger beneficios, da la impresión que podemos disfrutar de un tranquilo verano azul.

La famosa Troika, ha vuelto a jugar al rugby dando otra patada hacia adelante y si el primer rescate sirvió para salvar a los bancos franceses y alemanes, traspasando la elevada exposición a la deuda griega de estos a sus contribuyentes, esta vez han rizado el rizo. Simplificando el problema, imaginen que tienen un socio que les debe 60 mil euros y no se los puede pagar, como no quiere que abandone la sociedad, le presta 90 mil, que tampoco va a poder pagarle, para que le pague los 60 mil y pueda ir tirando unos meses, retrasando el problema hasta entonces.

La apertura con hueco alcista, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el mínimo en los 11.429, y el máximo de los 11.553, para acabar cerrando en los 11.441 puntos. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión, aunque positivo por seguir respetando todas las referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 11.240, súper inquietos 10.410, o si no podemos con los 11.620 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 11.150 y de los 10.940 puntos respectivamente.

El aspecto técnico sigue mejorando y seguimos laterales alcistas en el tramo comprendido entre los 10.940 y los 11.710 puntos, que es el equivalente a los máximos históricos del Ibex 35, (si no tenemos en cuenta el descuento de los dividendos y de las ampliaciones de capital), por lo que en principio romper esa zona serían palabras mayores ya que en el caso de conseguirlo supondría volver a recuperar la subida libre.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

Las semanas (del 9 al 23 de julio), finalizan con un avance de 735 puntos que suponen una ganancia del 6,87 %, dejando al Ibex 35 con un beneficio de 1.162 equivalentes a una plusvalía anual del 11,31 %.

Telefónica. Se acerca con fuerza a la cota de los catorce euros donde debería frenar sus últimos avances. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 13,30 para los medioplacistas o no pierda los 13,80 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Camino de un nuevo encuentro con la frontera de los 6,80 euros en la que tendrá que enseñar el pasaporte. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,50 para los medioplacistas o no pierda los 6,60 euros para los más perfiles más inquietos.

BBVA. Descontó ocho céntimos de dividendo que ha recuperado con mucha rapidez señal de que está en forma y con ganas de fiesta. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 9,10 para los medioplacistas o no pierda los 9,30 euros para los más inquietos.

Iberdrola. Por fin parece que se ha decidido a dejar atrás la media docena de euros, veremos si está vez es capaz de conseguirlo. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,10 para los medioplacistas o no pierda los 6,40 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol. Se ha apuntado al baile pero parece que le pesan mucho las botas. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 15,90 para los medioplacistas o no pierda los 16,10 euros para los perfiles más inquietos.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.