¿Quién teme al lobo feroz?

Al lobo, al lobo cantaban alegres los tres cerditos, antes de que el lobo les dejara sin vivienda a los pequeños, pero menos mal que Europa y el Ibex 35 tienen a Draghi, el previsor hermano mayor calentando el agua para escaldar al lobo cuando baje por la chimenea, y tena que huir escarmentado sin poder derruir la casa de ladrillo.

El caso es que hay muchas rendijas abiertas por los que se filtra la preocupación y el miedo y los inversores se lo piensan. Hay importantes plusvalías acumuladas en muchos valores desde que iniciamos el ejercicio y han comenzado a saltar los stops de protección de las ganancias en muchos de ellos.

El mercado descuenta que Grecia no puede pagar pero nadie es capaz de valorar en que medida su inevitable patada hacia adelante, vía quita o prolongación de los períodos de vencimiento y carencia, puede afectar al resto de las economías de los antes llamados PIGS, a los que nos han elevado de categoría, pasando a denominarnos “economías periféricas”

La apertura con hueco bajista, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el mínimo en los 11.070, y el máximo de los 11.292, para acabar cerrando en los 11.146 puntos. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión, perdiendo una importante zona de control.

La recomendación sugue siendo contradictoria, ya que para los perfiles inquietos y moderados es la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo apoyo en la zona de los 10.930 o recuperación de los 11.290 puntos, mientras que para los conservadores sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras mientras sigamos cerrando por encima de los 10.930 puntos.

El aspecto técnico continúa debilitándose y salvo alguna noticia ajena que ayude a cambair la euforia por la depresión, todo apunta a que podemos visitar la siguiente zona de soporte situada en torno a los 11.930 puntos, convirtiendo de nuevo la zona de los 11.200 – 11.290 puntos en la resistencia a superar.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 1 al 5 de junio), finaliza con un retroceso de 237 puntos que suponen una pérdida del 2,08 %, dejando al Ibex 35 con un beneficio de 867 equivalentes a una plusvalía anual del 8,43 %.

Telefónica. Al ser uno de los valores que más pondera en el Ibex 35 su debilidad suele ser muy contagiosa. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 12,40 o recuperación de los 12,90 euros.

Banco de Santander. Sigue igual que la semana pasada, sin encontrar su lugar en el mundo y columpiándose sobre el abismo, por lo que dejo sin modificar su referencia ya que al haber cerrado en 6,572 se puede dar válido por aproximación. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,60 euros.

BBVA. Como suele ser habitual, no iba a ser menos que su colega cántabro y ha cerrado en 9,073. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 9,10 euros.

Iberdrola. La cercanía de los 6,40 le produjeron mal de altura y parece que baja a recuperarse del mareo al origen del movimiento. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 5,90 o recuperación de los 6,20 euros.

Repsol. No termina de encontrar suelo en el que situar la cama elástica para rebotar, por lo que ajusto a la baja las referencias del último comentario. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 16,80 o recuperación de los 17,30 euros.

Muchas gracias y feliz semana.
AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.