La lipotimia

No se sabe si debido al exceso de velocidad o a algún traspiés bailando el Sirtaki, pero el caso es que el Ibex ha sufrido bastante en los primeros compases de la sesión llegando a perder la importante cota psicológica de los once mil puntos, acercándose a la zona de los 10.900 puntos, para acabar cerrando en verde, en una típica sesión de caída y vuelta.

Afortunadamente ha sido solo un desmayo pasajero y los cazadores de gangas han hecho su agosto en mayo, recogiendo papel de algunas empresas, “más barato que en Mercadona oiga”, como les gusta decir a los vendedores de los zocos en cada vez más ciudades de países exóticos, para captar la atención de los viajeros y turistas españoles.

Lo único que parece claro, es que por un lado de no ser por Míster Draghi y sus medidas de saneamiento, estaríamos bastante alejados de estos niveles, por lo que el castillo de naipes de las subidas artificiales podría desmoronarse en cualquier momento; pero por otro el mercado de renta variable con el exceso de liquidez que hay en el sistema, sigue siendo casi el único lugar en el que poder intentar sacar algún rendimiento a los ahorros.

La apertura con hueco bajista, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el mínimo de los 10.928, y el máximo en los 11.214, para acabar cerrando en los 11.180 puntos. Buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión, aunque negativo por no haber podido recuperar la importante referencia de control de los 11.230 puntos.

La recomendación sigue siendo contradictoria, ya que mientras para los perfiles inquietos y moderados es la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo apoyo en la zona de los 10.840 o recuperación de los 11.230 puntos; para los conservadores sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras mientras sigamos cerrando por encima de los 10.840 puntos.

El aspecto técnico sigue tocado, aunque todo parece indicar que estamos solamente ante una corrección de las últimas subidas que nos llevaron a marcar un nuevo máximo histórico, (sin descontar dividendos y ampliaciones), por lo que no me preocuparía salvo que perdiésemos al cierre semanal la cota de los 10.840 puntos.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 30 de abril al siete de mayo), finaliza con un retroceso de 205 puntos que suponen una pérdida del 1,80 %, dejando al Ibex 35 con un beneficio de 901 que suponen una plusvalía anual del 8,76 %.

Telefónica. Hoy nos ha dado un buen susto, aunque afortunadamente ha conseguido rebotar con fuerza desde el mínimo marcado en los 13,225. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 13,40 euros.

Banco de Santander. La sesión del jueves ha parecido en algunos momentos un campeonato de apnea ya que el descenso ha marcado un mínimo en 6,412 recuperando al cierre casi el 3 %. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,60 euros.

BBVA. Ha frenado un poco antes de su zona de soporte recuperando la cota de los nueve euros apurando el toque de campana del fin de la jornada. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 8,90 euros.

Iberdrola. Ha resbalado en su soporte natural de los 5,80 marcando un mínimo en los 5,762, para acabar cerrando dentro del mismo movimiento lateral al que me he referido en los últimos comentarios. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,80 euros.

Repsol. Pese a haber perdido sus referencias de control de la última semana, ha buscado apoyo en su siguiente zona de soporte situada alrededor de los 17,60, marcando un mínimo en 17,6350 desde donde ha rebotado con energía. Mantener mientras siga cerrando por encima de los cercanos 17,80 euros.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.