Campamento base

El mercado esta semana se lo ha tomado con mucha calma y con la disculpa de Grecia, ha bajado en busca de reposo al campamento base, esperemos que para descansar y recuperar fuerzas, antes de continuar con las nuevas subidas, una vez abiertas las vías de escalada.

Sospecho que Grecia puede ser el pretexto recurrente a lo largo del ejercicio, para recoger beneficios siempre que los participantes en el mercado con capacidad suficiente para mover los precios, empiecen a padecer mal de altura, y quieran recoger parte de las ganancias acumuladas.

En el fondo todos sabemos que el problema de la deuda griega ha llegado a ser de tal magnitud que no tiene solución; pero también, que el posible remedio, (la salida del euro), puede ser peor que la enfermedad, por el efecto contagio que podría suponer para las economías del sur de Europa.

La apertura plana, oscilando la sesión entre el mínimo de los 11.291, y el máximo en los 11.461, para acabar cerrando en los 11.425 puntos. Buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión, respetando las referencias de control.

La recomendación hoy es contradictoria, ya que para los perfiles más inquietos es la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo apoyo en la zona de los 11.170 o recuperación de los 11.460 puntos, mientras que para los moderados y los conservadores sigue siendo la de MANTENER mientras sigamos cerrando por encima de los 11.170 y de los 10.780 puntos respectivamente.

El aspecto técnico se ha debilitado al perder los 11.550 puntos en el cierre semanal, a los que me había referido en el último comentario. Sin embargo seguir conservando la zona de los 11.240, resistencia de los últimos meses, reconvertida ahora en soporte, es señal de fortaleza y el mínimo en los 11.276, deja todavía un pequeño margen de caída, invitando a un rebote técnico, que esperemos no sea de los llamados del “gato muerto”.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 16 al 23 de abril), finalizan con un retroceso de 186 puntos que suponen una pérdida del 1,60 %, dejando al Ibex 35 con un beneficio de 1.146 equivalentes a una plusvalía anual del 11,15 %.

Telefónica. Está realizando movimientos laterales entre el soporte de los 13,30 y la resistencia de los 13,80, por lo que tendremos que estar muy atentos para ver cómo nos sorprende. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 13,40 para los medioplacistas o no pierda los 13,60 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. La ampliación del dividendo le ha vuelto a pasar factura, buscando apoyo en el antiguo soporte de los 6,50 euros que ha estado a punto de perder. Si de mí dependiera, no dejaría abonar dividendos salvo en “cash”, que dirían los modernos, ya que las ampliaciones con “papelitos” es una tomadura de pelo para el pequeño accionista, diluyendo el valor de la acción al aumentar el número de acciones en circulación. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 6,60 euros.

BBVA. Continúa rebotando desde la zona de los 9,10 euros donde parece que detiene la caída sin freno desde los 9,70. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 9,10 para los medioplacistas o no pierda los 9,30 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. Otro valor de los que se parece a una tortuga por la lentitud de sus movimientos y el rango estrecho en el que se ha quedado atrapado. Mantener mientras siga cerrando por encima de los seis euros.

Repsol. No parece que se encuentre muy cómoda disfrutando de la mayoría de edad y ha vuelto a las andadas de “la chica del diecisiete”, recuperando la formalidad al cierre de la sesión. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 17,80 para los medioplacistas o no pierda los 18,10 euros para los perfiles más inquietos.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.