Desgastando el piolet

Iberdrola

El Ibex 35 sigue disfrutando desde hace unos meses de una desconocida euforia, marcando máximos históricos (sin tener en cuenta los dividendos y ampliaciones), prácticamente sesión tras sesión, que nos ha llevado a niveles nunca vistos rondando ya los 28 mil puntos y dejando abierto el camino hacia horizontes desconocidos por encontrarnos en subida libre, por lo que podemos recordar al famoso muñeco de Toy Story y a su célebre frase de "hacia el infinito... y más allá.

En cualquier caso es lógico que algunos inversores empiecen a sentir un cierto vértigo ante la cantidad de plusvalías acumuladas en sus carteras procediendo a recogidas parciales de beneficios, aunque sería más correcto si se dispone todavía de liquidez, promediar al alza en aquellos valores en los que vayamos ganando más. Ya que normalmente cada vez que el piolet se clava más alto, se abre una nueva vía que facilita nuevos avances. Y seguir así, al menos hasta que el mercado nos avise del peligro que supone la proximidad de algún alud o permita empezar a ver señales de agotamiento, que de momento no se han producido.

La apertura con hueco bajista, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el mínimo de los 11.449, y el máximo en los 11.591, para acabar cerrando en los 11.464 puntos. Mal cierre por hacerlo por debajo media de la sesión, aunque positivo por seguir respetando todas las referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 11.060, (súper inquietos 11.370), o si no podemos con los 11.620 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de los 10.760 y de los 10.550 puntos respectivamente.

El aspecto técnico sigue alcista, y aunque personalmente estoy deseando bajar a buscar apoyo en la zona de la antigua resistencia de los 11.240 puntos, para comprobar si se ha reconvertido en soporte, todo parece indicar que salvo un nuevo ataque de deudalitis griega, la continuidad alcista parece garantizada, sin olvidar las posibles recogidas de beneficios pensando en las cercanas vacaciones de Semana Santa.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

La semana (del 19 al 25 de marzo), finaliza con un avance de 374 puntos que suponen una ganancia del 3,37 %, dejando al Ibex 35 con un beneficio de 1.185 equivalentes a una plusvalía anual del 11,53 %.

Telefónica. La superación de la cota de los 13,10 fue su última señal de compra, volviendo a meterse en la partida bursátil. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 13,40 euros.

Banco de Santander. Por fin parece que se ha atrevido a tratar sin complejos a la zona de los 6,80 euros donde empezaron sus problemas cuando última ampliación. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,60 para los medioplacistas o no pierda los 6,80 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. La famosa barrera del nueve le duró menos que un caramelo a la puerta de un colegio. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 9,10 para los medioplacistas o no pierda los 9,40 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. Sigue sin moverse y de momento es incapaz de romper el movimiento lateral entre los 5,90 y los 6,10 al que me he referido en numerosas ocasiones. Mantener mientras siga cerrando por encima de los seis euros.

Repsol. Ha rebotado con mucha fuerza desde el soporte de los 16,30 y ahora es tiempo de ajustar las ganancias para que no se evaporen. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 16,90 para los medioplacistas o no pierda los 17,30 euros para los perfiles más inquietos.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación