Caloret en las alturas

SOCIEDADES-RESULTADOS

El Ibex 35 está de enhorabuena, ya que no sólo ha marcado el máximo anual en la sesión de ayer sino también el máximo histórico si tenemos en cuenta el retorno de las ampliaciones y dividendos, que muchos gestores de fondos y cada vez más analistas tienen en cuenta para sus decisiones de compra venta.

El problema es que al estar en subida libre, en principio no hay límite al que poder llegar y a estos niveles empieza a notarse un cierto miedo a las alturas y de hecho los rangos de las sesiones están siendo muy estrechos, sobre todo si los comparamos con los enloquecidos bandazos de los últimos meses.

En cualquier caso no estaría de más bajar a buscar apoyo y tomarnos un respiro antes de volver a intentar conquistar cotas más altas, depurando de ese modo el mercado y dando oportunidad de incorporarse a todos aquellos que se han perdido la última escapada.

Termino por hoy comentando una noticia que en una bolsa generalmente aburrida me ha hecho sonreir, resulta que en Corea del Sur han despenalizado el adulterio y una empresa fabricante de preservativos que cotiza allí, ha visto revalorizarse sus acciones más del 14 %.

La apertura con hueco bajista, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el mínimo de los 11.014, y el máximo en los 11.145, para acabar cerrando en los 11.139 puntos. Buen cierre por hacerlo casi en máximos de la sesión y bastante alejado de todas las referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 10.670, (super inquietos 10.980), o si no podemos con los 11.150 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de los 10.480 y de los 10.420 puntos respectivamente.

El aspecto técnico sigue siendo alcista, y una vez superados los10.800 y más allá, a los que me refería en el comentario de hace dos semanas, no estaría nada mal bajar a visitarles para comprobar la consistencia de su reconversión en zona de soporte, desde la que poder volver a intentar la aventura de seguir marcando nuevos máximos, antes de que los conflictos financieros y geopolíticos internacionales vuelvan a servir de disculpa para recoger los importantes beneficios acumulados en la mayoría de las carteras desde el comienzo del ejercicio.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos":

Las semanas (del 12 al 26 de febrero), finalizan con un avance de 577 puntos que suponen una ganancia del 5,47 %, dejando al Ibex 35 con un beneficio de 860 equivalentes a una plusvalía anual del 8,37 %.

Telefónica. Las palabras de Alierta anunciando una arcadia feliz para el 2018, fueron suficientes para contrarrestar la contudencia de los resultados peores de lo esperado. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 13,30 para los medioplacistas o no pierda los13,80 euros para los perfiles más inquietos

Banco de Santander. Ser capaz de recuperar por fin la zona de los 6,18 de la famosa ampliación, le ha supuesto volver a tener la confianza del mercado, que prefiere apostar a caballos ganadores. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,30 para los medioplacistas o no pierda los 6,40 euros para los inquietos.

BBVA. Una vez recuperados los ocho ha volado hacia los nueve euros como un caballo loco y su cercanía debería suponer un descanso en su carrera. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 8,60 para los medioplacistas o no pierda los 8,80 euros para los inquietos.

Iberdrola. La recuperación de la zona de los 5,90 dió señal  de compra volviendo a meterse en la partida. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,90 para los medioplacistas o no pierda los seis euros para los inquietos.

Repsol. La cercanía de los diecisiete euros le ha hecho acelerar su ritmo de baile. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 16,70 para los medioplacistas o no pierda los 17,10 euros para los inquietos.

Muchas gracias y feliz semana...

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.