La cuesta de enero

Draghi, al igual de lo que asegura la propaganda de algunas bebidas energéticas, nos dio alas, rompiendo resistencias y ayudando a remontar la cuesta de enero repartiendo plusvalías a diestro y siniestro entre los afortunados bolsistas que han sabido aprovechar el movimiento.

La oportuna filtración del pasado miércoles que hablaba de 50 mil millones de euros mensuales destinada al QE europeo que ha sido denominado EAPP (Expanded Asset Purchase Programme), al ser mejorada en 10 mil millones, dejándolo en 60 mil ha sido bien recogida por el mercado que ha volado hasta los máximos de la sesión.

La aclaración posterior explicando que el 80 % debería ser con la colaboración de los bancos centrales ha desinflado el soufflé, ya que son muchos los analistas que opinan que más que una solución a los problemas de la economía real, es seguir dando patadas hacia adelante, o patadas a seguir como hacen los jugadores de rugby antes de que el balón toque el suelo, ganando tiempo esperando a que escampe pero sin resolver la complicada ecuación.

Aprovecho para recordar, para que nadie piense, como aquella responsable gubernamental de la que afortunadamente no recuerdo el nombre, que el dinero público no es de nadie, (igual por eso nos lo han robado a espuertas), que la participación de España en el capital del BCE es exactamente del 8,8409 %.

La apertura con hueco alcista, que sigue abierto consolidando el escenario, oscilando la sesión entre el mínimo de los 10.339, y el máximo en 10.560, para acabar cerrando en los 10.510 puntos. Buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión y respetando todas las referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 10.180 (super inquietos 10.370), o si no podemos con los 10.810 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de los 10.150 y de los 9.890 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

Parece mentira recordar que el jueves pasado el mínimo fue en los 9.646 puntos y el máximo de hoy en 10.560 con una diferencia semanal entre el pico y el valle del 9,48 %.

La semana (del 15 al 22 de enero), finaliza con un avance de 528 puntos que suponen una ganancia del 5,29 %, dejando al Ibex 35 con un beneficio de 231 equivalentes a una plusvalía anual del 2,25 %.

Telefónica. Le ha costado remontar la barrera de los doce euros y esperemos que esta vez no vuelva a perderlos. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 11,90 para los medioplacistas o no pierda los 12,60 euros para los perfiles más inquietos

Banco de Santander. Continúa rebotando desde el soporte de los 5,90 y si le sumamos los quince céntimos del dividendo, ya supera los 6,18 euros de la ampliación. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,90 para los medioplacistas o no pierda los 6,10 euros para los inquietos.

BBVA. Por fin consiguió dejar atrás la zona de los 7,50 euros donde dio señal de compra aunque la recuperación ha sido tan rápida que la cercanía del cambio de euro frena la entrada de dinero provocando salida de papel. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 7,60 para los medioplacistas o no pierda los 7,80 euros para los inquietos.

Iberdrola. Camino de la media docena de euros y sin apenas despeinarse. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,60 para los medioplacistas o no pierda los 5,80 euros para los inquietos.

Repsol. Al igual que el BBVA ha conseguido superar la barrera de los 15,10 euros, que abría la puerta de la subida hacia cotas más altas. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 15,20 para los medioplacistas o no pierda los 15,80 euros para los inquietos.

Muchas gracias y feliz semana

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.