Penélope

El mercado sigue viviendo su particular odisea, pero en lugar de tejer y destejer como hacía Penélope con su manto, pierde lo ganado en la sesión anterior, para volverlo a recuperar en la siguiente. Y a veces, como hoy con la decisión de las autoridades helvéticas respecto al cambio del franco suizo, es capaz en apenas una hora de caer casi trescientos puntos, para recuperar los niveles perdidos con la misma rapidez, poniendo de los nervios a los inversores que ven como se esfuman y vuelven sus amadas plusvalías, siempre y cuando no hayan saltado los stops de protección.

Hay algunos analistas que insisten en recordar, enseñando estadísticas de los ejercicios anteriores, que lo que sucede en la bolsa durante el mes de enero, suele determinar el comportamiento del resto del año. Esperemos que no sea así, pero empieza a parecer evidente que nos enfrentamos a un 2015 apasionante en muchos aspectos y también en el bursátil, aunque nadie dijo que intentar arrancar un puñado de euros, ganando al Ibex cuando sube, o perdiendo menos cuando baja, fuera fácil.

La apertura con hueco alcista, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el mínimo de los 9.646, y el máximo en 10.008, para acabar cerrando en los 9.982 puntos. Buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión y respetando las referencias de control.

La recomendación de carácter general, una vez que siguen funcionado los apoyos en la zona de soporte de la frontera del miedo situada en torno a los 9.890 puntos, sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.890, o si no podemos con los 10.180 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de la zona de los 9.890 puntos.

Resumen semanal y repaso de los "cinco magníficos".

La semana (del 8 al 15 de enero), finaliza con un retroceso de 132 puntos que suponen una pérdida del 1,31 %, dejando al Ibex 35 con una pérdida de de 297 equivalentes a una minusvalía del 2,89 %.

Telefónica. Parece que ha encontrado su cama elástica en torno a los 11,40 euros desde donde continúa rebotando con fuerza. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 11,60 para los medioplacistas o no pierda los 11,70 euros para los perfiles más inquietos

Banco de Santander. Intentando recuperarse del susto de la ampliación, sin olvidar que ha descontado quince céntimos del dividendo y que en la zona de los 5,90 han frenado las caídas. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 6,20 euros.

BBVA. No termina de encontrar su ritmo de baile y aprovecho para recordar que la ampliación para la compra del banco turco Garanti se realizó a 8,20 euros. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 7,50 euros.

Iberdrola. Más allá del bien y del mal y rebotando desde el soporte situado en torno a los 5,40. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,50 euros.

Repsol. No deja de ser un muñeco del pim pam pum en función de las enloquecidas subidas y bajadas del precio del petróleo ya que la cotización suele replicarlas fielmente. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 15,10 euros.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.