Santa Lucía y las estadísticas

Al Bano se encarga de recordarnos en una de sus canciones que el 13 de diciembre se celebra el día de Santa Lucía, y hay un dicho bursátil que siempre me gusta recordar por estas fechas que dice: “compra por Santa Lucía y vende por San José”. Al fin y al cabo no deja de ser la versión castiza del más famoso “sell in may and go away“, pero les aseguro, y si tienen dudas no tienen más que mirar los gráficos para comprobarlo, que muchos años suele funcionar bastante bien, estar posicionado desde mediados de diciembre hasta finales de marzo en el mercado de renta variable.

Por supuesto no es una verdad absoluta, sino simplemente una estadística, y ya sabemos aquella frase que algunos atribuyen a Benjamín Disraeli en la que decía que hay tres clases de mentiras; “mentiras, malditas mentiras y estadísticas”. mejorada si cabe por Sir Winston Churchill al afirmar que: “solo me creo las estadísticas que yo mismo he manipulado”. Pero que les voy a contar que ustedes no sepan, acostumbrados, como yo, a la lectura de los sondeos políticos precocinados, que parecen más que una fotografía de un instante, el intento desesperado por influir en los votantes indecisos a favor de la fuerza política que lo encarga y paga.

La apertura con hueco de continuidad alcista, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el máximo de los 10.505 y el mínimo en 10.322, para acabar cerrando en los 10.431 puntos. Buen cierre por estar situados por encima de la media de la sesión y por seguir respetando las referencias de control.

La volatilidad sigue causando estragos y los movimientos son tan bruscos en estas últimas sesiones, que lo más prudente parece ser trabajar únicamente con los precios de cierre; ya que si ponemos stops nos arriesgamos a que salten, marcando mínimos y poniendo cara de bobo al ver como el mercado se da la vuelta recuperando los niveles previos a la caída, asumiendo eso sí, que si enganchamos dos sesiones seguidas negativas, el resultado de una operación puede llevarse por delante el trabajo de varios meses.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 10.430, o si no podemos con los 10.810 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 10.370 y de los 9.850 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 4 al 11 de diciembre), finaliza con un retroceso de 188 puntos que suponen una pérdida del 1,77 %, dejando al Ibex 35 con un saldo positivo de 515 puntos, equivalentes a una plusvalía anual del 5,19 %.

Telefónica. Vuelve a tener problemas para escapar más allá de la resistencia de los 13,40 euros, bajando en busca de apoyo. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 12,60 para los medioplacistas o no pierda los 12,80 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. No termina de encontrar el ritmo de carrera y son muchos los inversores que han preferido recoger beneficios tras su último recorrido. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,90 para los medioplacistas o no pierda los siete euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. Continúa muy débil, volviendo a descansar en la cama elástica del precio de la última ampliación para aumentar la participación en el banco turco Garanti en torno a los 8,20. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 8,40 euros.

Iberdrola. Ha vuelto a sufrir miedo escénico al acercarse a la cota de la media docena de euros y cae buscando suelo desde el que volver a intentarlo. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,60 euros.

Repsol. La caída del precio del petróleo ha terminado por afectar a su cotización y de que manera. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 17,70 euros.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.