Bankia Rota

No se ustedes, pero personalmente estoy cansado de que sean las decisiones de los bancos centrales las que determinen los movimientos del mercado. Draghi se convierte en el gran santón que celebra la ceremonia de la confusión, dejando la parte de nuestros ahorros que invertimos en bolsa a merced de sus palabras, ya que es capaz tanto de elevarnos a las altura repartiendo drogui-ta a discreción, como de hundirnos en la miseria dejando a más de uno grogui y sin capacidad de reacción.

Mientras los peritos del Banco de España informan que el balance presentado para sacar Bankia a bolsa estaba falseado con lo cual todos aquellos que acudieron a la misma fueron estafados y ganarán, suponiendo que les quede dinero para abonar las tasas, sus recursos sin dificultad. Más vale tarde que nunca dirán algunos, y a buenas horas mangas verdes opinarán otros, pero el caso es que de momento los únicos que lo han pagado han sido los ahorradores y el juez que se atrevió a encarcelar a Blesa que por cuestiones de procedimiento se ha visto apartado de la carrera judicial.

La apertura con hueco de continuidad alcista, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el máximo de los 10.928 y el mínimo en 10.587, para acabar cerrando en los 10.619 puntos. Mal cierre por estar situados por debajo de la media de la sesión y cerca de mínimos, pero positivo por seguir respetando todas las referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la misma que en el último comentario, MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 10.430, (super inquietos 10.570), o si no podemos con los 10.800 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 10.370 y de los 9.840 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 27 de noviembre al 4 de diciembre), finaliza con un retroceso de 108 puntos que suponen una pérdida del 1 %, dejando al Ibex 35 con un saldo positivo de 703 puntos, equivalentes a una plusvalía anual del 7,09 %.

Telefónica. Las palabras de Draghi y la reacción del mercado ante las mismas le ha impedido consolidar la zona de los trece euros que había comenzado a intentar. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 12,60 para los medioplacistas o no pierda los 12,80 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Ha llegado igual que casi todos los valores a superar su resistencia más cercana, en este caso los 7,30, para terminar por perderlos al cierre de la sesión, por lo que dejo sin modificar sus últimas referencias. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,90 para los medioplacistas o no pierda los 7,10 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. Casi ha recuperado los 8,80, pero al final no pudo sujetarse ni en los 8,70, bajando a buscar apoyo al origen del movimiento. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 8,50 euros.

Iberdrola. Tampoco modifico sus niveles de control pero no olviden que siguen igual que la última semana, con la salvedad de que han descontado trece céntimos del dividendo por lo que de no ser así estarían acariciando la famosa media docena de euros. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,60 para los medioplacistas o no pierda los 5,80 euros para los más inquietos.

Repsol. Parecía que iba a ser capaz de dejar atrás la cota de los 18,30 pero se ha dado la vuelta bajando con mucho ímpetu. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 17,90 euros.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.