La montaña rusa

Mientras los índices americanos siguen tocando el cielo de sus máximos históricos prácticamente sesión tras sesión, Europa se ha quedado rezagada y no digamos el Ibex 35, que sigue subido en su particular montaña rusa, con salvajes crestas y valles, ya que al ponderar excesivamente los siete bancos que lo forman, y al quedar todos ellos tocados tras la publicación de los resultados de los llamados “test de estrés” se han convertido en un lastre importante que impide la continuidad de los avances.

Y hablando de bancos, sus hermanos mayores han sido pillados in fraganti, manipulando los tipos de cambio de las divisas, haciendo trampas para obtener mayores beneficios. Todavía deben sonar los ecos de las carcajadas en las salas donde se reúnen para celebrar sus consejos de administración, ya que las autoridades de EE.UU. Reino Unido y Suiza han impuesto una sanción de dos millones seiscientos mil euros a UBS, Citigroup, JP Morgan, Royal Bank of Scotland y HSBC, al parecer están seriamente preocupados, sobre todo al recordar que el volumen negociado diariamente supera los 4 billones de euros.

La apertura con hueco de agotamiento de caída, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el máximo de los 10.252 y el mínimo en 10.044, para acabar cerrando en los 10.140 puntos. Mal cierre por estar situados por debajo de la media de la sesión y por no ser capaces de recuperar algunas referencias de control.

El aspecto técnico continúa deteriorándose y no hay manera de romper el movimiento lateral en el que nos hemos quedado atrapados. Limitados entre la resistencia situada en torno a los 10.440, el soporte de los 9.820 y un pivote intermedio de control sobre el que nos encontramos actualmente alrededor de los 10.130 puntos.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 10.130 o si no podemos con los 10.440 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 10.130 y de los 9.820 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 6 al 13 de noviembre), finaliza con un retroceso de 121 puntos que suponen una pérdida del 1,18 %, dejando al Ibex 35 con un saldo positivo de 224 puntos, equivalentes a una plusvalía anual del 2,26 %.

Telefónica. El martes descuenta en la apertura 35 céntimos de los derechos del dividendo que ya he tenido en cuenta en sus referencias. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 11,70 para los medioplacistas o no pierda los 11,80 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Tanta empapelada con el tema de las ampliaciones para abonar los dividendos se está convirtiendo en un lastre cada vez más difícil de digerir para todo el sector y especialmente para los gigantes, que a veces parece que tienen los pies de barro. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 6,70 euros.

BBVA. Otro gigante de los de “too big to fail” que no ha sido capaz de mantenerse en pie en su soporte y continúa deslizándose por el tobogán en busca de alguna cama elástica desde la que rebotar. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 8,60 euros.

Iberdrola. Es de los pocos valores que está consiguiendo mantener el tipo, pese a la debilidad que supone cerrar por debajo de los 5,50. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,40 euros.

Repsol. Otro gigante, aunque en este caso de los de James Dean, que sigue haciendo equilibrios en el precipicio del último soporte. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 17,30 euros.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación