Parole, parole, parole

Los bolsistas estaba ansiosos esperando las palabras de Draghi, confiando en que cada vez más escaso de capacidad de maniobra, al menos su discurso confirmara el deseo de continuar apuntalando el andamio que es lo que quiere y espera la mayoría de los participantes en el mercado, pero hoy el efecto ha durado menos que una dosis de “speed” en una reunión de drogadictos, ya que la euforia del momento se ha diluido en muy poco tiempo, casi en un instante, como lágrimas en la lluvia que dirían los de “Blade Runner” volviendo casi con la misma velocidad a los niveles donde estábamos antes de iniciar su intervención.

Otro dato a destacar en esta última semana ha sido el descenso de las cotizaciones de todos los valores relacionados con el sector financiero, dando la impresión de que tras la alegría inicial del aprobado general en los llamados “test de estrés”, a la mayoría de los analistas no les ha gustado nada algunos de sus problemas que no terminan de solucionar, por un lado la elevada morosidad y por otro la elevada posición en deuda pública, aprovechando los tiempos de la barra libre de liquidez.

El problema de fondo es que nadie invierte en el sentido tradicional de la palabra, ya que según leía hace unos meses, desde la irrupción de los robots que controlan y lanzan la mayoría de las órdenes al mercado, el tiempo medio de permanencia como accionista se ha reducido a 22 minutos, por lo que la bolsa parece cada vez más un casino abierto las 24 horas, ya que Internet y los brókeres nos permiten comprar y vender desde nuestro ordenador o el teléfono móvil en cualquier bolsa del mundo.

La apertura con hueco de agotamiento de subida, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el máximo de los 10.463 y el mínimo en 10.175, para acabar cerrando en los 10.261 puntos. Mal cierre por estar situados por debajo de la media de la sesión, aunque positivo por seguir respetando las referencias de control.

El aspecto técnico sigue igual que la semana pasada, alcista ma non troppo, que dirían los italianos. Con mucho miedo, mucha volatilidad y muchas veces sin motivos aparentes que puedan justificar los bruscos movimientos que se están produciendo constantemente en el mercado. La única ventaja es que tanto la zona de resistencia, situada en torno a los 10.470 – 10.510 puntos, como las de los diferentes niveles de soporte continúan estando bastante bien definidas.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 10.220 o si no podemos con los 10.470 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 10.130 y de los 9.810 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 30 de octubre al 6 de noviembre), finaliza con un retroceso de 1,9 puntos que suponen una pérdida del 0,01 %, dejando al Ibex 35 con un saldo positivo de 345 puntos, equivalentes a una plusvalía anual del 3,48 %.

Telefónica. Ha cerrado justo en la docena de euros, tal vez para seguir creando incertidumbre. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 11,70 para los medioplacistas o no pierda los 11,90 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Ni siquiera la publicación de resultados le ha ayudado a sujetarse en los siete euros que llegó a reconquistar en algunos momentos de esta última semana. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 6,80 euros.

BBVA. La caída de las cotizaciones de todos los bancos sin excepción tras la publicación de los llamados “test de estrés” da la impresión de que a pesar del aprobado general casi todos sospechamos que han copiado. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 8,60 euros.

Iberdrola. Siguen saltando chispas tanto en la cotización como cuando llegan las facturas a los hogares. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,40 para los medioplacistas o no pierda los 5,50 euros para los más inquietos.

Repsol. Unos buenos resultados le ayudan a seguir manteniendo el tipo por encima de su soporte de referencia situado en torno a los 17,30 euros. Mantener mientras no los pierda.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación