Octubre rojo

Decía Mark Twain, gran aficionado a la bolsa al que dediqué un comentario con motivo del centenario de su muerte el 21 de abril de 2010, hace ya más de cuatro años que… “Octubre es uno de los meses particularmente peligrosos para especular en Bolsa. Los otros meses peligrosos son julio, enero, septiembre, abril, noviembre, mayo, marzo, junio, diciembre, agosto y febrero”.

Hay que reconocer que aparte de un buen escritor, era un visionario, porque ignoro los motivos, pero casi todas las grandes caídas se han producido en este mes de otoño, desde la más famosa del 29, hasta la que estamos asistiendo durante estas sesiones, ya que cerramos septiembre en 10.825 puntos, sin olvidar la de 1.987 y la de 2.008, que se llevaron los ahorros de muchos inversores por delante.

Buscar excusas para intentar explicar y entender los movimiento del mercado forma parte de mi oficio y pocas hay a las que no me haya referido últimamente, desde el tradicional miedo del siempre cobarde dinero, una vez que se han perdido los soportes técnicos, hasta la preocupación porque la FED renuncie a seguir sosteniendo el andamio, sin olvidar que la bolsa pueda barruntar otra posible recesión tras el parón de la locomotora alemana, constatando de paso que las medidas de austeridad no han servido para nada más que para asfixiar a las capas más débiles de la sociedad produciendo una transferencia de renta sin precedentes, aumentando todavía más la brecha social.

La apertura con hueco de agotamiento de caída, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el máximo de los 9.942 y el mínimo en 9.370, para acabar cerrando en los 9.669 puntos. Buen cierre por estar situados por encima de la media de la sesión, aunque negativo pro seguir alejados de la única referencia de control que nos queda.

El aspecto técnico sigue cada vez más deteriorado y ni siquiera la zona de soporte de los 9.780 puntos a la que me refería en el último comentario, como posible objetivo de esta caída, ha sido respetada. Aunque el siempre generoso mercado nos ha regalado el dato de los mínimos de la sesión del jueves en los 9.370 puntos, al ser el lugar donde la entrada de dinero logró frenar la salida de papel, deteniendo la caída de los precios.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo recuperación de la zona de los 9.780 puntos.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 9 al 16 de octubre), finaliza con un retroceso de 604 puntos que suponen una pérdida del 5,88 %, dejando al Ibex 35 con un rendimiento negativo de 247 puntos, equivalentes a una minusvalía anual del 2,49 %.

Telefónica. Una vez perdida la zona de soporte de los 11,80 se quedó sin rumbo. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 11,60 euros.

Banco de Santander. Pendiente del descuento por la ampliación del dividendo que deberíamos restar de la referencia una vez que empiecen a cotizar los derechos. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 6,80 euros.

BBVA. Intentando acercarse al cierre de la sesión a la cota de los 8,60 euros donde se la juega si no es capaz de agarrarse a ella como a un clavo ardiendo. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 8,60 euros.

Iberdrola. Al final se desvaneció dejándose arrastrar por el ritmo del resto del mercado. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 5,30 euros.

Repsol. No termina de encontrar el fondo del pozo y hay algunos analistas que insisten en decir que no hay recuperación posible en los mercados mientras el precio del petróleo siga bajando. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 17,30 euros.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.