Balada en otoño

Llueve detrás de los cristales, llueve, llueve. Canta Serrat esa vieja canción que siempre vuelvo a escuchar por estas fechas y que por un instante llena todo de recuerdos y melancolía. Se van empresarios, banqueros y muchos héroes anónimos de esos de los que nadie hablará ahora que han muerto. Caen las hojas, los ministros y las cotizaciones que incapaces de mantener por mucho tiempo las campañas de marketing de los publicistas de las “raíces vigorosas”, ya que si las cifras macro son más que discutibles, sobre todo si las comparamos, aunque sea odioso, con como estaban cuando inició su mandato el nuevo Gobierno, en la calle no resisten la prueba del algodón, y si preguntas a un parado de larga duración por las raíces, es posible que responda, que las únicas que recuerda son las de Kunta Kinte.

La apertura con hueco alcista que fue cerrado, oscilando la sesión entre el mínimo en los 10.733 y el máximo en 10.948, para acabar cerrando en los 10.783. Mal cierre por estar situado por debajo de la media de la sesión, aunque positivo por salvar por los pelos la interesante referencia de los 10.780 puntos.

El aspecto técnico sigue siendo alcista, pero tras chocar contra la barrera de los 11.200 puntos, sin poder perforarla, hemos bajado en busca de apoyo hasta los 10.800, donde parece que aguantamos, y es importante hacerlo, ya que su pérdida empezaría a complicar el escenario excesivamente, al dejar únicamente como zona de soporte la cota de los 10.540 puntos.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 10.780, o si no podemos con los 10.850 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 10.780 y de los 10.540 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 18 al 25), finaliza con un retroceso de 208 puntos que suponen una pérdida del 1,89 %, dejando al Ibex 35 con un saldo positivo de 866 puntos equivalentes a una plusvalía anual del 8,74 %.

Telefónica. Ha intentado recuperar la zona de los 12,30 pero la salida de papel continúa frenando su avance. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 12,10 euros.

Banco de Santander. Pese a haber conseguido ir unos céntimos más allá de su gran muralla en los 7,80, no termina de encontrar el empuje necesario para que caiga. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 7,60 euros.

BBVA. El invento de pagar los dividendos en papelillos en lugar de en dinero contante y sonante hace complicado la continuidad de los avances al estar algunos valores más diluidos que algunos remedios homeopáticos. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 9,50 euros.

Iberdrola. Llego a cambiar por encima de 5,60 pero eso es mucho esfuerzo para el valor favorito de las viudas con recursos. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,50 euros.

Repsol. No pudo continuar por encima de los diecinueve y baja al igual que el resto del mercado en busca de apoyo. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 18,30 o recuperación de los 18,90 euros.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.