Supercalifragilisticoespialidoso

Estos días se cumple el cincuenta aniversario de Mary Poppins, la película que popularizo esa famosa canción, en aquellos lejanos tiempos infantiles, en los que no se a ustedes, si son de mi quinta, pero a mí me costó más trabajo aprenderme que la lista de los afluentes del Ebro: Jalón con el Jiloca, Huerva, Martín y Guadalope. Los más jóvenes han optado por el más corto “chachi piruli”, pero el caso es que la palabra en cuestión sirve para definir el comportamiento del Ibex 35 durante los últimos veinte días del mes de agosto.

Hemos pasado de la depresión que suponía ver como se esfumaban todos los beneficios acumulados durante el primer semestre con esa visita del viernes ocho a los 9.946 puntos, a la euforia de los 10.883 del pasado jueves 27. Y todo ello en apenas trece sesiones, con poco volumen, pero son 937 puntos, que suponen casi el 10 % y que han compensado el esfuerzo y los beneficios acumulados para todos aquellos operadores e inversores a los que les ha tocado estar de guardia, aunque en muchos casos las subidas hayan servido únicamente para recuperar pérdidas en todas aquellas carteras que se habían quedado “pillados”.

El escaso volumen y el complicado escenario internacional pueden ser causas que expliquen los bruscos movimientos realizados por el mercado, sobre todo a toro pasado, que siempre es más sencillo, pero parece evidente que hay mucho miedo y que pese a los intentos de Draghi achicando agua a toda velocidad, ayudando con sus palabras a mantener la ilusión del viaje hacia ninguna parte, nadie parece terminar de creerse que el barco de la economía europea pueda seguir navegando durante mucho tiempo con un motor gripado, al que ningún mecánico termina de cogerle el punto. Veremos cómo se presenta el último cuatrimestre del ejercicio, en el que para empezar vamos a hacer trampas en el solitario, maquillando el PIB, al incluir I+D, parte del gasto militar y la cifra estimada generada por la prostitución y el tráfico de drogas.

La apertura con hueco de agotamiento de subida, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el mínimo de los 10.688 y el máximo en los 10.844, para acabar cerrando en los 10.722 puntos. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión, aunque positivo por seguir respetando las referencias de control.

El aspecto técnico, a pesar de los recortes de ayer y de no haber sido capaces de superar la cota de los 10.850 puntos, (máximo 10.883), sigue siendo alcista y no me preocuparía, sobre todo si seguimos respetando los soportes en función de las plusvalías acumuladas y del perfil de riesgo de cada inversor. Solo la delicada situación de los desgraciadamente cada vez más numerosos conflictos internacionales abiertos, puede llevarnos a volver a las andadas reiniciando las caídas en picado con algún vuelo rasante sobre las zonas de soporte por aquello de la emoción.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 10.650 o si no podemos con los 10.890 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 10.640 y de los 10.440 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos“.

La semana (del 21 al 28), finaliza con un avance de 166 puntos que supone una ganancia del 1,57 %, dejando al Ibex 35 con un saldo positivo de 805 puntos equivalentes a una plusvalía anual del 8,12 %.

Telefónica. Intentado consolidar la zona de los doce euros, aunque sus nuevos amagos de compra de nuevas empresas para seguir creciendo lastren sus avances. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 10,80 para los medioplacistas o no pierda la zona de los doce euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander.  Camino de su nueva cita en el muro de los 7,80 euros donde debería volver a jugarse su futuro más inmediato. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 7,40 para los medioplacistas o no pierda 7,50 euros para los inquietos.

BBVA. ¿Habrá superado la prueba del nueve después de este nuevo intento? Ojalá lo supiera. Mantener mientras siga cerrando por encima de los nueve euros para los medioplacistas o no pierda los 9,20 para los más inquietos.

Iberdrola. Continúa lento pero seguro el valor estrella de la “cartera de la viuda”, que esperemos no vuelva a estrellarse. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,40 para los medioplacistas o no pierda los 5,50 euros para los perfiles más inquietos.

Repsol. Camino de los diecinueve que se ha convertido en resistencia natural, como casi siempre que se cambia de dígito, el avance semanal invita a subir las referencias para intentar arañarle un puñado de céntimos, que no están los tiempos para muchas alegrías. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 18,50 para los medioplacistas o no pierda los 18,80 euros para los perfiles más inquietos.

Muchas gracias y feliz semana. 

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.