El discurso del Rey

Ayer mientras esperaba la intervención de Draghi en la reunión del BCE, no pude soportar el aburrimiento del mercado y me quedé dormido en el sofá que tengo al lado de las pantallas desde las que sigo las cotizaciones. Tuve un sueño, y sin que tenga nada que ver con Martin Luther King, esto es lo que recuerdo.

Felipe se dirigía a los parlamentarios desde la tribuna del Congreso:

Señorías quiero agradecerles en primer lugar la confianza que han tenido al confirmar mi sucesión con casi el 90 % de los Diputados de los grupos políticos aquí representados. Agradecer también a mi padre la generosidad que ha tenido al abdicar permitiendo así el relevo generacional.

Estoy preparado para ser el nuevo Jefe de Estado, ya que llevo dedicado a ello desde mi más tierna infancia, y aunque dicha formación sería irrelevante porque mi cargo viene incluido al ser el varón mayor de mi familia, hablo idiomas, tengo estudios jurídicos, militares y económicos y con 46 años me ilusiona la posibilidad de liderar una etapa de la historia de España que se presenta apasionante.

He crecido en democracia, quiero ser el Rey de todos los españoles, incluso de ese 30 % que nunca se acerca a las urnas y por supuesto también de los que prefieren otra forma de Estado porque consideran a la Monarquía algo trasnochado y sin futuro.

Es por todo ello que pido al presidente del Gobierno, que en función del Artículo 92 de nuestra Constitución que dice que: las decisiones políticas de especial trascendencia podrán ser sometidas a referéndum, convoque uno para ver si la mayoría de los ciudadanos españoles quieran que sea o no su Jefe de Estado.

Muchas gracias.

Un silencio brutal invadió el hemiciclo, Rajoy, Rubalcaba y hasta Rosa Díez se miraban atónitos. Cayo Lara aplaudió y poco a poco se fueron uniendo todos los parlamentarios hasta que el estruendo de vítores y gritos de ¡Viva España! ¡Viva el Rey! ¡Viva la Democracia! consiguieron despertarme.

Las imágenes del sueño son muy borrosas pero recuerdo que ganaba la consulta por más del 60 %, y que todos más felices, más demócratas, más unidos y hasta más monárquicos, nos íbamos a animar a la selección que empezaba ese día el mundial de fútbol jugando contra Chile.

La apertura plana y con dudas, oscilando la sesión entre el mínimo de los 10.714 y el nuevo máximo anual en los 10.970, para acabar cerrando en los 10.876 puntos. Buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión, y por seguir respetando todas las referencias de control.

El aspecto técnico sigue siendo alcista, y si no descontásemos los dividendos abonados durante todos estos años, estaríamos tocando casi los máximos históricos, por lo que podemos considerar que se ha producido un doble techo y que los máximos de ayer a sólo treinta puntos de los psicológicos once mil se convierten en el nuevo muro a derribar.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 10.590, (súper inquietos 10.770), o si no podemos con los 10.970 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 10.460 y de los 10.060 puntos.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 29 al 5), finaliza con un avance de 142 puntos que suponen una ganancia del 1,32 %; dejando al Ibex 35 con un saldo positivo de 960 puntos equivalentes a una plusvalía anual del 9,68 %.

Telefónica. Esta semana su comportamiento ha sido bastante discreto por lo que me limito a subir el stop de referencia. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 12,20 euros.

Banco de Santander. Impresionante el sprint que le ha llevado a tocar casi la cota de los míticos 7,80. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 7,40 euros.

BBVA. Liderando el pelotón alcista. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 9,20 para los medioplacistas o no pierda los 9,50 euros para los más inquietos.

Iberdrola. Avanzando por la senda del cinquillo y en principio sin ningún síntoma de debilidad. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,20 euros.

Repsol. La venta de casi el 8 % por parte de PEMEX, ha llevado el precio hasta el de la colocación. Hoy abona un euro de dividendo que ya he descontado en las referencias. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 18,60 para los medioplacistas o no pierda los 19,10 euros para los perfiles más inquietos.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.