Delimitando el peldaño

La escalera no lleva al cielo, como el título de la famosa canción de Led Zeppelin, pero sí parece que ayuda a subir por la senda de la recuperación camino de los máximos históricos, ya que casi siempre olvidamos, cuando hablamos de los famosos dieciséis mil puntos, que el Ibex 35 descuenta los dividendos del cierre de la cotización del día anterior cuando las empresas los abonan. Y pese a la moda de dar papelillos en lugar de dinero, aumentando el número de acciones y diluyendo su valor, siguen siendo sustanciosos en muchos valores, por lo que en realidad estamos tan solo alrededor del 5 % de alcanzarlos.

De todos modos, disfrutemos de la fiesta y del baile de las cotizaciones mientras dure, y más ahora que se acercan las vacaciones de Semana Santa, aunque no seamos capaces de descubrir de donde viene la música y sigamos viendo un desfase brutal entre la propaganda oficial de los datos, algunos positivos, y otros muchos más que discutibles, y la calle real, donde los carteles de se vende, se alquila o se traspasa, no dejan de aumentar, al menos en el barrio por el que me muevo y vivo.

La apertura con hueco de continuidad alcista, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el mínimo de los 10.326 y el máximo en los 10.536, para acabar cerrando en los 10.336 puntos. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión y muy cerca del mínimo, pero positivo por seguir respetando algunas de las referencias de control más interesantes.

El aspecto técnico sigue siendo alcista, a pesar de que el mercado empieza a dar síntomas de agotamiento, y parece lógico ya que las últimas subidas han sido muy seguidas y sin apenas descanso. En cualquier caso las referencias del nuevo escalón empiezan a aclararse… un rango amplio entre aproximadamente los 10.200 y los once mil, y otro más estrecho entre los 10.480 y los 10.710 puntos.

La recomendación de carácter general es la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 10.280, o si no podemos con los 10.510 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 10.160 y de los 9.770 puntos.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 4 al 11), finaliza con un retroceso de 248 puntos que suponen una pérdida del 2,34 %; dejando al Ibex 35 con un saldo positivo de 419 puntos equivalentes a una plusvalía anual del 4,23 %.

Telefónica. La cercanía de la docena empieza a frenar los avances, lo que parece lógico si tenemos en cuenta que viene desde los 11,80 euros como un cohete. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 11,50 para los medioplacistas o no pierda los 11,60 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Sigue manteniendo la zona de los siete euros como nuevo soporte, pero hay que tener en cuenta que la próxima semana empiezan a cotizar los derechos del dividendo, que no he descontado en las referencias. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,80 para los medioplacistas o no pierda los siete euros para los más inquietos.

BBVA. La subida salvaje que le ha llevado desde los 8,50 hasta los 9,40 en unas pocas sesiones, incluyendo el dividendo, ha empezado a ser corregida con casi la mitad de fuerza. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 8,80 euros.

Iberdrola. La colocación por parte de Bankia de su importante participación a 4,85 euros, ha llevado el precio hasta esa cota dinamitando el soporte de los cinco euros. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 4,60 o recuperación de los 4,90 euros.

Repsol. No hay fuerza para cambiar a diecinueve euros y baja en busca de apoyo. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 18,50 para los medioplacistas o no pierda los 18,60 euros para los perfiles más inquietos.

Muchas gracias y hasta la vuelta de Semana Santa.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.