Volare, oh oh

Suena Doménico Modugno por los altavoces del ordenador, que han terminado por sustituir a la vieja gramola que animaba los guateques de nuestra cada vez más lejana juventud, y la sensación es parecida, aunque como decía Neruda…..nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos, ni la tecnología tampoco, ya que los viejos discos de vinilo han sido sustituidos por el buscador de youtube.

Si Draghi nos apoya, al Ibex se le va la olla, y pese a dejar sin tocar los tipos de interés en el 0,25 %, sus palabras posteriores diciendo que el BCE estará ahí para lo que haga falta, han alborotado a los inversores, obligando a cerrar posiciones aceleradamente a los pocos osos (bajistas), que quedaban en el mercado, dando la señal para que los toros (alcistas), sigan con su peculiar encierro de San Abril, marcando un nuevo máximo anual en los 10.644 puntos, que se convierte en la próxima referencia a batir.

La apertura con hueco de agotamiento de caída, que sigue abierto, consolidando el escenario oscilando la sesión entre el mínimo de los 10.451 y el máximo en los 10.644, para acabar cerrando en los 10.584 puntos. Buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión y por seguir marcando máximos anuales, alejados de todas las referencias de control.

Marzo finalizó con un beneficio del 2,24 %, que llevó a cerrar el primer trimestre con una revalorización del 4,27 %

El aspecto técnico sigue siendo muy alcista, y aunque es pronto para tirar cohetes, hemos roto por primera vez en mucho tiempo el rango lateral en el que nos habíamos quedado atrapados, por lo que en teoría ha quedado abierto el camino hacia los once mil puntos, que se convierten en el próximo objetivo por conquistar, aunque para ello sería sano y saludable tomarse un descanso, para establecer las coordenadas del campamento base. En cualquier caso las referencias son claras, por lo que lo más prudente puede ser seguir disfrutando de la fiesta de primavera mientras dure, vigilando las zonas de recogida de beneficios en función de las plusvalías acumuladas y de cada perfil de riesgo.

La recomendación de carácter general es la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 10.150, (super inquietos 10.340), o si no podemos con los 10.650 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 10.080 y de los 9.710 puntos.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 27 al 4), finaliza con un avance de 385 puntos que suponen una ganancia del 3,78%; dejando al Ibex 35 con un saldo positivo de 667 puntos equivalentes a una plusvalía anual del 6,73 %.

Telefónica. Era el último rezagado y por fin dio señal de compra al superar su zona de referencia que ahora se convierte en soporte. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 11,30 para los medioplacistas o no pierda los 11,50 euros para los perfiles más inquietos.

Banco de Santander. Una vez derribada la muralla de los 6,80 se ha atrevido, no sin dificultad, a subirse en los siete euros, que llevaba casi tres años sin visitar. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,70 para los medioplacistas o no pierda los 6,90 euros para los más inquietos.

BBVA. No sólo ha superado la prueba del nueve, sino que ha descontado diecisiete céntimos del dividendo. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 8,80 para los medioplacistas o no pierda los 9,10 euros para los más inquietos.

Iberdrola. Intentando reconvertir en soporte la cota de los cinco euros. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 4,90 para los medioplacistas o no pierda los cinco euros para los más inquietos.

Repsol. Comienza a cercarse a la zona de los diecinueve euros donde debería frenar su avance. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 18,20 para los medioplacistas o no pierda los 18,60 euros para los perfiles más inquietos.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

1 comentario
  1. Ciudadano says:

    No era concenso previo, era espíritu de consenso y ganas de consensuar.
    Saludos

Los comentarios están desactivados.